Rabindranath Tagore no fue sólo un escritor o un poeta, ni siquiera se conformó con su propia filosofía, fue eso y mucho más.

Me acerqué a él por accidente, como tantas veces ocurre, al leer unos de sus versos que deberíamos aplicarnos pero que tanto nos cuesta poner en práctica. Entonces yo debía de estar estudiando BUP. Sucedió en casa de mi amigo Javi, y desde entonces nunca se me olvidó el nombre ni las palabras de este insigne bengalí.

Rabindranath Tagore

Hoy se cumplen años de su nacimiento (151, capicúa) y pretendo rendirle homenaje con este escueto artículo y con algunos de sus versos o enseñanzas.

Empezaré con aquellos versos leídos en aquella habitación.

No llores porque se oculta el sol,

pues las lágrimas no te dejarán ver las estrellas“.

Tan sencillo y real que abruma. Y tan aplicable si quisiéramos. Seguramente encontréis otras mil traducciones distintas pero esta es la mía (la que leí y recuerdo).

Y esta otra frase ahora mismo es…

Agradezco no ser una de las ruedas del poder, sino una de las criaturas que son aplastadas por ellas”.

¿Por qué todo “lo clásico” es siempre actual? La guerra parece decantada para ellos, pero luchando podremos ganar muchas batallas. Si nos sentamos, no venceremos nunca.

Como un mar,

alrededor de la soleada isla de la vida,

la muerte canta noche y día,

su canción sin fin“.

Y sabemos que nadie escapará a ella.

Para quienes sintáis curiosidad, la hayáis recuperado o queráis acercaros a este maravilloso creador, os dejo algunos enlaces:

Nada más: salud y parémonos a pensar de vez en cuando, sin dejarnos arrastrar por el camino, sino haciendo nuestro camino.

Anuncios