Don Ramón María del Valle Inclán fue uno de nuestros genios escritores. Y hoy se cumplen años, muchos, de su muerte, allá por el 36, un número tan bello como problemático fue aquel año en España (1936).

Y no podía dejar pasar esta ocasión para arrodillarme ante la figura, eternamente barbuda, de Valle Inclán. Por ello, y más que con mis propias palabras, rescato algún que otro documento sonoro y otros enlaces interesantes: para aceraros al escritor, al genio y al personaje.

Ramón María del Valle-Inclan

En primer lugar, compartiré un enorme documento de “rtve” en que se rinde homenaje al gran escritor: “Fin de siglo – Valle Inclán”.

En la segunda posta encontramos este análisis de una de sus obras más reconocidas, y que es el mejor ejemplo de lo que se vino a llamar esperpento: “Luces de Bohemia“. Esta obra fue mi primer contacto con la obra del gallego y, quien nos propuso su lectura, el profesor de Literatura, dio en el clavo. Me encantó.

Y seguimos con un artículo sobre el más allá de la obra de Valle Inclán, su trascendencia, su pelea por mostrar la sociedad y ridiculizarla. Consulta pinchando sobre el título: “Esperpento y Conciencia Colectiva“.

La definición y un acercamiento al esperpento, como manera de crear y acercarnos una realidad en crisis no podía faltar.

Ahora un enlace al museo que lleva el nombre del poeta y dramaturgo, en la que encontraréis muchos títulos relacionados con la figura de R.M.V.I. y actividades organizadas por la propia institución (sin actualizar).

Y ya me despido. Y lo hago con una reinvindicación: los clásicos son clásicos por algo, acerquémonos a ellos, y abandonemos tanto bestseller apestoso.

¡Viva el amor! Perdón: ¡Viva Ramón!

Anuncios