Me he vuelto un valiente, que lo sepa todo el mundo. Tan valiente que hace un par de tardes me dio por realizar un “experimento sociológico” en clase. Como bien sabréis, uno de los personajes de moda de la actualidad mediática internacional es el político griego Varoufakis. Teniendo esto en cuenta, me dio por plantearle a mis queridas alumnas (la mayoría de ellas sexagenarias o aún más felices) la cuestión que sigue: ¿qué sabéis de Varoufakis?

Tras indicar alguna de ellas que se trataba del ministro griego de economía (“sí, el calvo que va sin corbata a las reuniones por Europa”), recabamos más información. A saber:

  • A veces no lleva chaqueta
  • Suele vestir colores oscuros
  • Tiene y le gusta conducir una moto
  • Es atractivo
  • Lo llaman el terminator de las finanzas europeas (o algo por el estilo)

 

Con todo ello ya claro, les lancé la pregunta clave: ¿Y sabemos algo de las propuestas que pretende hacer a Europa o a la troika? Silencio sepulcral como respuesta y una conclusión clara que ya compartí con mis tiernas discentes: es evidente que los medios de comunicación sólo se ocupan de lo anecdótico y dejan a un lado, apartado, oculto, lo realmente importante.

Sí, una vez más nuestros medios (los españoles) y me temo que los de muchos otros países “civilizados”, decía, los medios de información vuelven a mostrarse como lo que son Medios  de Desinformación.

Y esta práctica de “ensalzar” lo menos transcendente no es la única, pero no voy a detenerme hoy en hablar de las mininoticias o de lo que dejan a medias. Lo dejamos para otro día, que yo también estoy de carnaval.

 

Salud y Música, que es lo que nos queda.

Anuncios