Me animé ayer a pedalear por esos paraísos cercanos que tengo y casi no gozo. Tras unos quince minutos de muy ligero esfuerzo ya empezó el disfrute del paisaje. Aun no siendo la mejor luz (mediodía), creo que algunas de las imágenes merecían compartirse. Y de ahí la publicación de este artículo fotográfico.

Espero que os gusten estos alrededores del Embalse de Guadiloba, casi vecino de la ciudad de Cáceres.

 

 

 

 

Anuncios