You are currently browsing the category archive for the ‘Educación’ category.

Algo tal vez muy comentado. Algo tal vez que ha sufrido tal repetición que ha perdido veracidad o importancia. Pero ahí sigue, como una máxima, como una afirmación que sigue sembrando dudas. Dudas a la hora de decir “eso no se hace” o “vamos a prohibir esto o lo otro”, o como empieza a ser muy común “prohibamos esto aunque sea habitual entre la gente”, llevando la contraria a la vida diaria y sus usos.

Nada de ello, sin embargo, me desanima a publicar estas líneas encontradas en “Las aventuras del buen Soldado Svejk“. Un ejemplo más de la manera de pensar y actuar de muchos seres humanos. Abordar lo que se esconde, lo que no se permite, lo que nos situán más lejos o conlleva una pena o castigo.

Compartamos:

Durante mi encierro, sucedieron cosas increíbles en el cuartel. Nuestro coronel prohibió que los soldados leyeran cualquier coas, ni siquiera los diarios oficiales, y en la cocina se prohibió envolver nada con periódicos, ni siquiera las salchichas y el queso. A partir de aquel día, los soldados comenzaron a leer y nuestro regimiento se convirtió en el más culto del ejército. Leíamos todos los periódicos, y todas las compañías componían versos dirigidos contra el coronel. Y, cuando algo sucedía en la tropa, siempre había un benefactor dispuesto a transmitirlo al periódico con el título “Maltratos a los soldados”. Pero con esto no había suficiente. Lee el resto de esta entrada »

Aquella sociedad que premia a quienes menos se esfuerzan no puede mejorar.

La noticia: Mil euros para aquellas personas de entre 18 y 25 que se matriculen en Secundaria y consigan su título.

Otros puntos de vsita:

Por mi parte, con lo apuntado al inicio… no vaya a ser que diga alguna brutalidad.

La primera: ¿tiene sentido que una región quiera su independencia del país / estado al que pertenece si en realidad suspira por incluirse en un grupo de países que forman un conjunto superior y muchas de sus decisiones las tomará este conjunto y no los políticos  de su neopaís? Sí, me refiero al “caso catalán” y a la supuesta mayoría que quiere caminar de espaldas al resto de españoles. ¿Sirve de algo esa supuesta independencia cuando la economía, los recortes y tanto más lo va a imponer la UE? Me temo que no mucho. Es como decir que por ser de un barrio de una ciudad no te afecta o importa que los sueldos mínimos los fije un estado central.

¿Tiene sentido que para ciertos sectores del gobierno todo aquél que se manifieste y no sea contra la ley del aborto sea considerado antisistema (de mierda, no me ahorro el apellido), extremista o radical? ¿Se le podría llamar lo mismo a quienes se manifestaban hace ya más de treinta años para salir de una dictadura, por ejemplo?

¿Tiene sentido que se compren pizarras digitales y se hagan cuentas para tener cuantos menos docentes mejor? ¿Que se gaste en esto y una baja no se cubra mínimo hasta los quince días, por ley? ¿Que se reduzcan las becas y se adquieran estos aparatos que alguno habrá pensado que por sí solos enseñan o mejoran los resultados de los alumnos y-as? Lee el resto de esta entrada »

Rescato esta reflexión de la boca de uno de los personajes secundarios de “Contrarreloj” (Eugenio Fuentes, 2009) y os invito a su lectura y a pensar en ello:

Siempre he creído que hay dos juguetes imprescindibles para cualquier niño: un balón y una bicicleta. El balón para jugar en equipo y aprender a respetar al adversario, a cumpliar las reglas pactadas y a evitar tanto la humillación como la arrogancia, y la bicicleta para aprender el valor del sacrificio individual y del esfuerzo y del dolor y para conocerse a sí mismo.”

Como decía estas palabras son soltadas al aire por un personaje, el abuelo de un ciclista. Y él mismo se las cuestiona después. Y, precisamente, a eso vengo yo, a cuestionar algo que parece tan evidente. Lee el resto de esta entrada »

En muchas ocasiones es mucho más fácil destruir o echar abajo algo que construirlo.

En nuestro país, desde hace muchos muchos años (algunos creo recordar que sitúan este fenómeno en el primer cuarto del siglo XX) se ha venido desprestigiando el trabajo de los empleados públicos. El famoso “vuelva usted mañana” (forjado en alguna anécdota de su autor) encontró rival en el “seguro que están tomando café” (más actual, parece) y se ha hecho común el pensamiento de que cualquier persona que trabaje en un ente público se pasa la mitad de la jornada en alguna cafetería o echándose un cigarro en la puerta en lugar de atender a su trabajo. Algo falso, pero muy repetido por quienes pasan a hacer gestiones en un organismo público (¿Jamás nadie ha pensado que el funcionario o funcionaria puede estar a. sacando algún documento de un archivo; b. reunido/a con un superior; c. atendiendo en otro puesto, etc?)

Pero dejando a un lado todo este “acerbo” de faltas de respeto tan populares, vayamos a lo que hemos venido a contar: ese desprestigio (patrocinado además por las esferas dominantes y la clase política en general) se acaba utilizando como medida de presión en cuanto se estima necesario, que suele ser a las primeras de cambio. De hecho, ante la deprimente situación económica que ha vendio sufriendo España en estos últimos años, lo primero que hizo el gobierno central y secundaron las administraciones autonómicas, fue congelar y reducir los ingresos, sueldos, de los empleados públicos. Así de claro, que para eso han sido los causantes de la burbuja inmobiliaria y quienes se han enriquecido con ella (¡madre mía!). Lee el resto de esta entrada »

Hace ya unas semanas Ricardo Senabre, alguien a quien no conocía, se ganó mi respeto. Apareció una entrevista realizada a él en un periódico regional. Y como trataba la educación… ¡a leer se ha dicho!

De la entrevista me permito incrustar estas palabras de este Catedrático y después seguiré cona algunas más propias: “Ha empeorado de una manera terrible en todo; en los conocimientos, en la disposición, en la curiosidad por aprender,… Hace poco todos vimos el veredicto manuscrito de un jurado popular con una caligrafía de escolar, una sintaxis inexistente y unas onerosas faltas de ortografía…“. Lee el resto de esta entrada »

Este artículo es de esos que vienen de lejos. Llevo que si lo escribo, que si lo reescribo, que si lo acabo, que si no… meses. Y ahora se presenta una buena oportunidad de publicarlo. Hay cambio de gobierno, que no de invento, y uno espera que haya ganas de hacerlo todo mejor, aunque no confía en ello.

Así que voy a intentar dar algunas ideas de dónde se deben producir los tan escuchados, reescuchados y amenazantes recortes. Dónde deben producirse para afectar lo menos posible a los ciudadanos y lo más posible al ahorro. La lista está abierta, por supuesto, así que espero vuestra colaboración.

Empecemos…

  1. Creo que ya hay suficiente televisión de baja calidad, así que: suprimir o limitar la programación de las tv públicas autonómicas (yo apostaría por la supresión directa).
  2. Coordinarse para no reformar sobre reformas, es decir, no hacer una obra y abrir una zanja dos meses después.
  3. Construir sólo infraestructuras necesarias y que se puedan mantener pasado el tiempo con un mínimo coste.
  4. Eliminar la “cultura para pocos”; si un evento cultural no despierta el interés de los ciudadanos, no se debe llevar a cabo (por mucho que me duela personalmente).
  5. Zonas ajardinadas con menor manutención o mantenimiento. Y lo más ajustadas a cada zona. Lee el resto de esta entrada »

Estas líneas, estas palabras y este artículo están dedicadas o destinadas a las personas que toman un segundo (tercer, cuarto…) camino en sus vidas y se lanzan a ello con valentía, dejando atrás su pasado. No hablo de sentimientos o, perdón, no estoy hablando de relaciones sentimentales ni nada parecido. Estoy tratando los proyectos, las vueltas atrás como caminos hacia el futuro y los entresijos del destino y su aprovechamiento óptimo o, como poco, positivo. Y sí, me pondré como ejemplo. En realidad, sólo un pequeño pasaje de mi vida.

Pasan los otoños y vienen otras primaveras, ¿cierto? Y en unos y con otras se nos presentan nuevas oportunidades, nuevas oportunidades para teenr arrojo, hacer algo con lo que no nos atrevimos, emprender proyectos sin cobardía y demás. Y en una de éstas me encontré yo hace ya muchos años. Lee el resto de esta entrada »

He tenido la suerte de encontrarme con el artículo de un angituo profesor que explica muy sucintamente la labor del sector docente y su implicación. Desmonta muy fácilmente las palabras malintencionadas de la señora Esperanza Aguirre, a la que yo -personalmente- colocaba a dar clase de inmediato.

Para quien quiera leerlo, aquí os lo enlazo. “De por qué abandoné la enseñanza pública“. Además, el artículo incluye el “Panfleto antipedagógico“, el cual coloca en tela de juicio muchas de las prácticas habituales “patrocinadas” desde la LOGSE. Lee el resto de esta entrada »

Hace unos días una de las lectoras, y colaboradoras o comentaristas habituales, dejó unas palabras a cerca de lo poco cívico que resulta dejar que un perro, de alguien, cague en la puerta de su peluquería casi cada día. Hoy vamos a tratar actitudes como éstas y algunas otras.

 Empecemos por el gilipollas del dueño del perro. Hay que tener muy mala baba o ser bastante malnacido para ir todos los días con nuestro perro a que éste haga sus necesidades delante de la puerta del hogar o el negocio de alguien. Las sociedades como la nuestra, que dan cabida a todo tipo de derechos y cada vez se preocupan menos por inculcar obligaciones, han dotado de espacios específicos para que nuestras mascotas liberen sus deshechos (“pipican”, muy pijo el término por cierto). Así, a este individuo que tiene adquirido el hábito poco social, maloliente y deplorable de llevar a su can a hacer de vientre delante de la misma puerta todos los días, habría que recordarle que, a no ser la de su propia habitación, es de mal gusto, poco respetuoso y nada correcto. Otra posible solución, si sigue con esta actitud tan cochina podría ser hacérselo entender cagándonos en la puerta de su casa una vez hayamos detectado dónde habita tamaño cerdo. Lee el resto de esta entrada »

Ante la noticia de que el gobierno piensa “actuar” para reducir el “abandono escolar prematuro”, es decir, que nuestros adolescentes y jóvenes no acaben la Secundaria, escribí un comentario a dicha noticia que después me ha parecido interesante compartir con ustedes.

El comentario anterior al mío hablaba de que lo que suelen hacer nuestros gobernantes es bajar los niveles (algo evidente) y yo diría que incluso “obligar” al profesorado a no suspender a tantos alumnos/as, aunque no merezcan el aprobado. Así decía yo que:

“El comentario anterior es de lo más acertado (refiriéndome al nombrado en el párrafo de arriba) , de hecho es lo que los sucesivos gobiernos vienen haciendo, y si lo quieren comprobar tan fácil como consultar cualquier tema al azar en un libro de hace 10 años y hacerlo en otro de ahora.
Lo que se necesita es más profesorado; bajar las ratio en las aulas; más dedicación a los alumn@s con dificualtades; ayuda a los padres y madres que la demanden; responsabilizar a ellos en parte del rendimiento de sus hij@s; una inspección más seria y más cercana a los problemas del profesorado; sustituir a “docentes poco serios”; por gente más implicada ; y dejar de gastar dinero en payasadas como iniciación a la informática, formación “extraña” para el profesorado en los CPRs; y otras historietas sujetas a modas (nuestros alumnos saben manejar un ordenador de sobra y no suelen aprenderlo en el colegio). Lee el resto de esta entrada »

LICENCIA General de esta bitácora

La Licencia mostrada a continuación es la que se aplicará por defecto y a toda la bitácora en general, a menos que en el artículo o categoría correspondiente aparezca otra licencia que sustituya a ésta. Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Por el respeto y el buen uso de NUESTRO IDIOMA

ESTAMOS ASOCIADOS CON…