You are currently browsing the category archive for the ‘Opinión interior’ category.

Reflexión de un pensador polaco: Hay gente fantástica a la que se conoce en mal momento. Y hay gente que es fantástica porque se la conoce en el momento adecuado“.

Según David Foenkinos en “La delicadeza“, Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Estos últimos días, tan entrañables y socialmente correctos, he tenido la ocasión de ver, charlar e intercambiar anécdotas, opiniones e información con gente que habitualmente no tengo cerca, al menos o ante todo, físicamente hablando. Tal vez sea lo más interesante de las vacaciones navideñas (para quienes las disfrutamos) y quizá me haya servido para coger una cierta distancia y analizar si somos quienes éramos, si tanto hemos cambiado o no y -lo primordial- si esta nueva versión mejora la anterior o… Sí, suena como es y es como suena.

Con la ventaja que supone el que por aquí ya no pasa casi nadie a dejarse la vista, me felicito por poder exponer de manera más cruda esas pequeñas luces que a veces se encienden en mi cabeza. Hoy, como va quedando claro: ¡Cómo hemos cambiado!

El coincidir, reunirse, hablar con personas que no ves tan a menudo supone una ventaja respecto a nuestro círculo más cercano y habitual. A saber: los cambios son algo más evidentes, al dejar un tiempo entre encuentro y encuentro, que esas “pequeñas adaptaciones” que sufrimos o promocionamos cada cual en nuestros propios gustos, actitudes, habilidades, compañías, valores… En nuestra personalidad, al fin y al cabo. Lee el resto de esta entrada »

El mundo está hecho para las malas personas. Nosotros somos buenos. ¡A ver cómo arreglamos esto!

 

(Reflexión al despertar de una siesta que no he dormido).

Erik Satie es una de esas personas que “conocemos”. Diríamos mejor si lo expresáramos así: de Erik Satie es una de esas  personas que conocemos su trabajo, al menos un ejemplo del mismo. Sí, no creo que mucha gente no haya escuchado la primera audición que os adjunto, su “Gymnopedie No. 1”.  Y sin embargo, poco más sabemos la mayoría de él. Así, el trabajo, el empeño de hoy es acercaros algo más la obra de este compositor francés.

Tras la archiconocida, os protongo otras composiciones. Esta primera de su “época cabaretera” marcan ya un estilo propio, basado en la melodía y la repetición como marca de la casa.

Picadilly (videoclip aderezado con fotos de París):

Lee el resto de esta entrada »

Ver la columna en tu propio ojo y la espiga en la del ojo. Una vuelta de tuerca que no suele darse entre la especie humana. El primer culpable, uno mismo. La originalidad perdida. La megalomanía, de moda.

Sí, nadie es único, ni quienes seguimos en vida, ni quienes tuvieron vida pública y mueren. Con la despedida popular y popularizada de Adolfo Suárez se cumple esta máxima y se añade un nuevo ejemplo a la moda de este nuevo turismo: visitar tumbas. En este caso, además -como en otros, que ya hemos dicho que el hombre tan original no es- turismo en el momento álgido: sepelio y homenaje público.
No estoy tratando de criticar nada, sólo de reflexionar o sacar a la luz un hecho cada vez más repetido, más social y más “usado”. Mucho me temo que hay que añadir a “la visita cultural” del féretro (o posteriormente la tumba), la misa o la asistencia al desfile, que en ocasiones los hay, otros elementos. En primer lugar, el sentirse el más o uno de los más acérrimos seguidor/es del personaje que abandona este mal llamado valle de lágrimas. Otro el seguir la corriente, como ya hiciera Vicente, que tanto nos gusta y tan en miembros del clan nos convierte. En realidad, dos fuerzas opuestas que se unen por unos días o momentos y nos impulsan hacia el mismo destino: la lápida del personaje público o el olor a flores marchitas de un sepelio. Una nos haría sentirnos parte de un clan, como decía, es decir, en consonancia con el resto; la otra, la primera, especiales, distintos. Curiosos sí que somos, originales…
Y aunque el tono de estas líneas suene como tintinea, irónico quizá, jocoso casi seguro y crítico casi desde el inicio, afirmar (¡cómo no!) que yo ya lancé mi piedra: Pere Lachaise y su pintarrajedo espacio dedicado a J.D. Morrison; Eslovenia y el castillo de Erazem Lueguer; o Skiathos y la visita a la casa de Papadiamantis. Estas dos últimas, para más INRI, sin ni siquiera haber conocido previamente al “Robin Hood” esloveno ni al escritor griego. Y la promesa de que cuando algunos que admiro emprendan viaje hacia lo desconocido, haré turismo y aprovecharé para visitar (o revisitar) sus ciudades o pueblos y sus tumbas.

Lee el resto de esta entrada »

Acabó un nuevo año. Una fecha más. Y comienza otra “señal”.

Ha sido un tiempo productivo, pero quizá agotador, duro y de querer abarcar más de lo que uno (conociéndose, Aristóteles, conociéndose) puede llegar a asumir y realizar.

Para 2014… para dos mil catorce, tomar decisiones. Abandonar ciertas actividades en beneficio de otras. Elegir, muy difícil para mí. Anteponer algo a otro algo, o priorizar, que me dijeron hace poco. Palabras que, como digo, no son de las que al tratar de convertirlas en hechos se me dan bien.

El cambio debe producirse dentro de mí. Respirar, planificar, repensar, realizar, tener pausas y cambios a actividades no sólo distintas sino “saludables”, volver sobre lo que elegí querer o quise elegir y empezar de nuevo. Esto aplicado a cada “proyecto” ralentizará mucho cada uno de ellos, de ahí el priorizar, desistir de, o -ciertamente- abandonar algunos de ellos. Hasta otro momento quizá, sí, quizá sea más un “hasta luego” en algún caso que un “adiós”, pero mano agitándose en un puerto también será una imagen que se dará y ya planea en mi cabeza.

Lee el resto de esta entrada »

No es la primera vez, ni será la última. Sueltas lastre, esperas conseguir tiempo para dedicarte a objetivos o planes que ya vienes rumiando desde hace tiempo y… Otros planes aparecen, más urgentes o cuyo peso (heredado, social, adquirido o propio) no te permite posponerlos. ¿Quiénes se quedan fuera? Esos asuntos u objetivos que venías planteándote y que pasan a un segundo plano para dejar paso (tiempo) a los más “pesados” o ahora entendidos como necesarios.

El ejemplo que pongo (¿para qué irnos más lejos?) soy yo mismo. Y así me ahorro valoraciones hacia otras personas y, con ello, algún posible malentendido.

¿Cuánto tiempo lleva Israel deseando tocar un instrumento musical o al menos intentarlo? No sé la respuesta exacta, pero sí que llegó (llegué en realidad) a comprarme un cajón flamenco. ¡Tan monísimo como lleno de polvo! “¡A estrenar!”, que dirían en un anuncio de “vendo…” Lee el resto de esta entrada »

El tiempo vuela. Las horas parecen cometas. Y los días… ¡”pa” qué hablar de ellos! No ha empezado uno y ya ha terminado el siguiente.

Sea por complicaciones que uno mismo va inventando; por ocupaciones o sugerencias saludables; por la cotidianeidad algo cansina del trabajo, el hogar, “lo básico”; o por todo lo contrario: lo extraordinario, que acaba dando sentido a cada segundo empleado, el caso es que pasan las horas que son días y al instante son… diré meses, porque no me llamen exagerado (¡¡años, coño, años!!).

El caso es… mi caso es, corrijo… Mi ejemplo aporta claridad al problema. Demasiado hacer y querer hacer, demasiado planear y esperar para más planear, demasiado “a ver si dejo descansar aunque sea el cuerpo” (lo de la cabeza…) y erre que erre y dale que dale. Al final, víctima de mi propia ansia por hacer y querer hacer; lo que decíamos. Y con todo ello no he podido más que descuidar esta bitácora, este proyecto. ¿El futuro? Los días, que son semanas que se convierten en años parecen caminar hacia una cada vez menor actividad por este lado internáutico y mayor por el flanco “real”. Ando enfrascado en proyectos de otra naturaleza (y los que irán llegando, espero) y más ocupado de lo normal con el “pretrabajo”, esas horas de crear previas a la labor que se ve.

Lee el resto de esta entrada »

Nadie sabe si siempre ha sido así. Nadie vive eternamente para traernos un testimonio real que nos muestre esa realidad sostenida en el tiempo. Pero algo sí es cierto. Esto sucede. Está sucediendo. (A algunos) nos está sucediendo.

Mujeres y hombres, hombres y mujeres. Todos mal-llevamos el paso del tiempo. Unas y unos más que otras y otros. Quienes siempre han gozado del favor del público, aquellas personas a quienes nunca les ha faltado alguien que les mire al entrar en una oficina, en un aula o en un bar, lo sufren más. El tiempo hace su camino, sin mirar atrás y sin preocuparse de los demás. Los cuerpos, a merced de la ley de la naturaleza y su pacto con el tiempo, van “debilitándose”, van perdiendo atractivo, van dejando de interesar al nivel que llegaron a ser admirados y demandados por la mayoría. Y más pronto que tarde llega la puntilla: otros rostros, otras caderas, otros escotes, otros hombros, otras bocas y labios, otras personas al fin, ocupan de repente esa atención. Las miradas se dirigen a ellas, antes, en primera instancia, y después vuelven a “nosotros”, pero sin la alarma de la atracción tan encendida, más bien acostumbrada, habituada a “nuestra” presencia, nuestra belleza, en fuga. Lee el resto de esta entrada »

He sido feliz teniendo pareja. He sido feliz estando solo. Creo que lo importante es disfrutar de lo que tenemos y no estar pensando en lo que nos falta. Lee el resto de esta entrada »

Durante nuestra vida muchas veces damos gran importancia a detalles que no la tienen, que son pequeñeces. Sin embargo, en otras muchas ocasiones lo importatne pasa de largo sin que le concedamos el tiempo y oportunidad que merece. Saber interpretar si es transcendente o no cada decisión que debemos tomar, cada pequeña vivencia cotidiana es muy complicado, pero nos ayudaría mucho. Es, al fin y al cabo, la base de  nuestra felicidad. Lee el resto de esta entrada »

En verano, o lo que sería finales de un verano en España, nació el insigne y original actor Fernando Fernán Gómez. Y no fue el de aquí, si no posiblemente el de Lima el primer aire que inspiró este gran actor. Alguien que fue, y es en nuetra memoria, una de esas personas que no se define con un trabajo, sino que su carácter polifacético (guionista, escritor, director…) le confiere una personalidad por todos conocida, más allá de sus “famosas” polémicas televisivas al enseñar su buen carácter cuando era inapropiadamente molestado o requerido una y otra vez por minusperiodistas y cámaras.

Para ahondar más en la persona y el personaje, no sólo os dejo “a un solo pinchazo” su biografía y otros artículos, sino que tiro de videoclips.

En este primero se nos dan datos biográficos acompañados de imágenes de muchas de sus intervenciones en películas, de su vida, recogida de premios… ¡Qué granporte con su gigantesca barba trofeo en mano!

Lee el resto de esta entrada »

Aprovechando uno de los temas propuestos por mi profe de inglés sobre alguna persona que admiremos, se me ocurrió escribir algo que sirviera como redacción y como artículo para esta bitácora. Como, además, considero que aquellos a quienes admiramos dejan entrever mucho nuestros anhelos, personalidad o gustos, me pareció realmente… ¡perfecto! Y aproveché la ocasión.

Y hablando de aprovechar, tomo esta fecha (13 de mayo, mi segundo cumpleaños anual; ¡no pregunten!) para dar salida a estas líneas que considero más personales de lo habitual en esta aventura llamada “la casa de las puntas con resaka”.

Bueno, pues al lío…

Desde que tengo recuerdos, siempre he admirado a la gente que puede hacer algo que yo no puedo hacer y, además, me gusta hacer.

Supongo que la lista sería muy larga si pudiera recordarlos a todos, pero no es necesario. Hoy voy a explicar las caracteríeticas comunes de esa gnete y mostraros qué tipo de actividades han hecho y me gustan. Lee el resto de esta entrada »

Hola.

La bitácora no a a sufrir grandes cambios, y pequeños casi tampoco. Todo seguirá igual, excepto el nivel de artículos al mes, semana o día.

Se trata de una adaptación personal.  Me encuentro en la actualidad metido en algunos proyectos más y se me hace imposible seguir al nivel de publicación que había mantenido hasta el momento. Intentaré, no osbtante, que la cantidad sea compensada por la calidad. Al no poder escribir mucho, no me detendré en nimiedades, o eso espero. Lee el resto de esta entrada »

Era este tal Miguel de Unamuno un tipo que gustaba de decir lo que sea a la cara; de intentar hacer reaccionar al pueblo con frases directas que atacaban su conformismo y su falta de reacción; de buscar esa reacción casi jugándose su propia salud al no calibrar bien las respuestas del público. Era así, o por lo menos es la versión que a mí me hizo llegar mi profesor de Literatura de tercero de BUP (A.S.).

De su vida se ha escrito, tal vez no suficiente, y se han realizado especiales como este del programa Fin de Siglo (Unamuno), pero yo siempre me quedaré con la presentación de esta persona y personaje que -como digo- nos hiciera don A. Serradilla. Ahora la necesidad de algún ente así es más que eso, es algo imprescindible. Todo se ha convertido en opiniones de parten de uno u otro bando y que pasan por su colador, perdiendo toda su esencia, perdiendo su identidad y olvidando cuáles son los problemas reales y que sólo con unión podremos salir del paso con energía y sin desmembrarnos por el camino.

Movimientos como el “15-M” han querido coger el testigo del “hasta aquí” y del “esto es lo que se debe cambiar”, pero su lucha parece haber perdido fuerza y sería un error que las voces y las reivindicaciones se fueran apagando. Un Unamuno hablando claro, un Valle-Inclán retratando nuestras miserias, necesitamos eso y no quedarnos sólo en eso, en escucharles en compartir sus opiniones, sino ir un paso más allá y luchar por ellas, desde la responsabilidad y sin paños calientes.

¡Suerte a todos! ¡Un nuevo año empieza, con todos los viejos vicios!

P.D.: ni su día de muerte ni el de su alumbramiento coinciden con la fecha de publicación de este artículo, pero a veces hay momentos en que es necesario no esperar más. Y un cambio de año debería ser algo más que un nuevo calendario. Lee el resto de esta entrada »

Estas líneas, estas palabras y este artículo están dedicadas o destinadas a las personas que toman un segundo (tercer, cuarto…) camino en sus vidas y se lanzan a ello con valentía, dejando atrás su pasado. No hablo de sentimientos o, perdón, no estoy hablando de relaciones sentimentales ni nada parecido. Estoy tratando los proyectos, las vueltas atrás como caminos hacia el futuro y los entresijos del destino y su aprovechamiento óptimo o, como poco, positivo. Y sí, me pondré como ejemplo. En realidad, sólo un pequeño pasaje de mi vida.

Pasan los otoños y vienen otras primaveras, ¿cierto? Y en unos y con otras se nos presentan nuevas oportunidades, nuevas oportunidades para teenr arrojo, hacer algo con lo que no nos atrevimos, emprender proyectos sin cobardía y demás. Y en una de éstas me encontré yo hace ya muchos años. Lee el resto de esta entrada »

Hola, gente.

Hoy. Hoy es uno de esos días en que todo se empeña en salir mal. ¿Todo? Sí, eso parece.

Mi intención, intenciones, para esta mañana eran: comprar comida, ir al gimnasio y escribir una entrada en esta bitácora. Después, comer y echarme un rato antes de ir al trabajo.

La realidad; otra.

Para empezar, en cuanto me he levantado ya he podido advertir que no tenía agua corriente. Al tirar de la cadena previa micción, ha sido evidente que sólo era un hilillo de agua el que se arrojaba cuesta abajo en el inodoro.

Bueno, no pasa nada. O no mucho, pues como pensaba ir al gimnasio, me ducho allí después de hacer el paripé y solucionado.

Desayunando he tenido la lucidez de enganchar “euronews” (en el canal cateto de aquí; uno de esos que tanto dinero nos cuesta a los contribuyentes) y he acertado: han informado de que los países balcánicos que formaron Yugoslavia han fundado un Foro para los Refugiados común. Todo un logro teniendo en cuenta la tensión en la zona, que aún dura tras la Guerra de los Balcanes. La verdad es que me había parecido la noticia positiva del día, y me he puesto a escribírosla aquí. Pero… pero, pero, pero… la mañana tenía otros planes para mí. Porque mi espíritu de “mucho-abarca-y-poco-aprieta” me ha llevado a simultanear la composición del artículo con la creación de un nuevo blog; en este caso para la biblioteca del centro. Así que… al acabar de “montar” la bitácora bibliotequera y cerrar sesión, las líneas sobre los refugiados han desaparecido en “puntas con resaka”. Nada, ni rastro, ni siquiera una de esas copias incompletas que se supone que “wordpress” genera cada poco. ¡Me he cagado en todo, claro! Lee el resto de esta entrada »

La señorita Van Giersbergen es una cantante holandese con una ya dilatada carrera. Tras unos años con The Gathering (este dato no me lo habías comentado, Javi) ha pasado a intentar su carrera en solitario, con otras sonoridades, no sin fuerza, pero con una identidad muy distinta.

Realmente, no me atrevo a recomendaros una sola canción de su discazo “Pure Air“, sino que he de recomendaros todo el LP completo. Lo siento, es lo único que puedo y debo hacer. Si bien es cierto que habrá canciones que os gusten más que otras, la mayoría merecen escucharse muy atentamente y os llevarán al deleite. Yo no paro de ponérmelo en el coche para empaparme de él.

Creo que con esto sería suficiente para llamaros la atención sobre la cantante y su disco, pero no puedo resistirme a pincharos al menos un tema, como acostumbro. Y ahí va…

¡Disfrutadlo, os resultará fácil!

Lee el resto de esta entrada »

En las siguientes palabras de la abuela de la escritora o creadora de historietas se resume cómo debería ser nuestro comportamiento en las situaciones en que alguien, sin querer posiblemente o queriendo pero sin poderlo evitar, nos hace daño. Ésta debería ser nuestra respuesta:

“En la vida encontrarás a muchos imbéciles. Si te hieren, piensa que es su estupidez la que les empuja a hacerte daño. Así evitarás responder a su maldad. Porque no hay nada peor en el mundo que el rencor y la venganza… Mantén siempre tu dignidad, tu integridad y la fidelidad a ti misma“.  (Marjane Satrapi en “Persépolis“; Norma Editorial). Lee el resto de esta entrada »

Estos próximos días tendrá lugar mi viaje a Tenerife. Es algo así como un viaje de vuelta, de vuelta a mi tercera patria. Y por eso quería aprovechar la ocasión para explicar mi concepto de patria. No trato de hacerme el original, pues no lo soy, pero sí de recordar(nos) que es una palabra cuyo significado no es tan cerrado como puede parecer, ni mucho menos.

En principio todos entendemos por patria el lugar donde nacemos o crecemos. En ocasiones, no es el mismo, por lo que una persona puede mostrar más cariño o apego a uno de esos sitios (ciudad, pueblo, país). En este caso ya se produciría una “primera elección” al determinar queriendo o sin querer una patria preponderante. Creo que todos tenemos a alguien en nuestra mente que cumple esta condición de haber nacido en un sitio y que se sienta de aquel otro en que creció (estudió, empezó a salir…) o, al contrario, que se desarrolló en un lugar pero se sigue sintiendo más apegado al de su nacimiento (aunque viviera poco tiempo en donde fue “alumbrado”), así que no es necesario explicar más.

Personalmente, nací y crecí en la misma ciudad. Pequeña ciudad: Cáceres. Por tanto, mi primera y única patria en mis primeros años estaba clara. Después me fui a trabajar a Canarias, por lo que debería ser mi segunda patria, pero -com véis en el título y primeras explicaciones- no lo es. ¿Por qué? Porque hubo otra que se le adelantó. Así, Tenerife es mi tercera patria, porque en ella me emancipé y “abrí al mundo”. En la isla pude conocer no sólo gente de allí y “otras pequeñas patrias canarias” (os recuedo que son siete las islas, más San Borondón y La Graciosa, con sus distintas idiosincrasias), sino personas de muchos otros lugares que allí vivían, trabajaban o estaban de paso. Fue un fogonazo duradero y enriquecedor: toda esa gente con sus distintas procedencias. Pude aprender mucho de esta experiencia. Y lo intenté. Lee el resto de esta entrada »

Anoche me llegó un mensaje. En medio de las muertes del gran Severiano Ballesteros y del ciclista Wouter Weyland, menos conocido y bastante menos cercano para nosotros, se ha producido otra que me atañe más de cerca. No os voy a engañar: no era una amigo cercano; no era una persona habitual en mi vida; ni siquiera era mi amigo. Era y es un gran recuerdo. El recuerdo de alguien que me dio un balón naranja. El recuerdo de mi primer entrenador de baloncesto. Alguien joven. Muchísimo entonces, unos diecisiete. Y mucho ahora, en el borde de la cuarentena. Lee el resto de esta entrada »

Cansado en parte de dejar que la vida elija cada vez que no eliges tú mismo y de charlatanerías, el pseudoperiodismo y el no-deporte que me trago cada mediodía mientras como, he decidido practicar un pequeño cambio en mi vida, en mis hábitos cotidianos.

Todos los días me da la sensación de mentira y, aún peor, de tiempo perdido cuando veo y escucho “los deportes” en una cadena con mucho tirón (al menos ese espacio). Y lo mismo me ocurre si cambio a los informativos “normales”, los de noticias de cualquier ámbito (me estoy riendo hasta yo.¡si siempre hablan de lo mismo !) entre otras razones porque ya las disfruto al desayunar y porque -como ya dije aquí mismo y sigo manteniendo- me ponen de muy mala leche. Lee el resto de esta entrada »

Leyendo “Brujula para navegantes emocinales“, una obra que trata de echar luz sobre cómo evolucionan nuestras emociones y cómo debemos ir educándolas para llegar a la salud emocional y a la felicidad, me encontré con las siguientes palabras de Bertrand Russell, que hablan de la necesidad que tiene el ser humano de los demás, incluso para conformar su propia identidad individual. Por algo ya en el mundo clásico nos definían como “animal social” o “animal político”.

“La individualidad no es un fin en sí mismo; es algo que da fruto a través del contacto con el mundo y en ese proceso sale de su aislamiento. Si mantenemos nuestra individualidad en una urna de cristal, se marchita. Se enriquece en cambio cuando fluye libremente a través del contacto humano”. (“On Marriage and Morals”, Bertrand Russell). Lee el resto de esta entrada »

LICENCIA General de esta bitácora

La Licencia mostrada a continuación es la que se aplicará por defecto y a toda la bitácora en general, a menos que en el artículo o categoría correspondiente aparezca otra licencia que sustituya a ésta. Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Por el respeto y el buen uso de NUESTRO IDIOMA

ESTAMOS ASOCIADOS CON…