Hola.

Antes de contaros “de qué va esto” quería deciros que -debido al formato de este blog- para realizar comentarios a cualquier artículo, debéis pinchar sobre el título de éste (una vez leído y si os interesa, claro) y entonces aparecerá debajo el recuadro en el que realizar dichos comentarios. Como de eso se trara, de opinar e intercambiar informaciones y gustos, me he visto obligado a avisaros, pues hubo problemas para entender cómo funcionaba todo esto de comentar lo que os propongo.

También quisiera comentaros que tenéis unas “instruccciones de uso” en una de estas pestañas. Dichas instrucciones las añadimos porque -debido al diseño de este blog- no es especialmente fácil navegar por él y, a veces, puede resultar algo complicado. Enseguida os familiarizaréis, a poco que lo consultéis.

Ahora ya os comento de qué va todo esto…

Este “blog” no es si no una oportunidad para compartir inquietudes con todo aquel que quiera, para discutir los distintos aspectos de la realidad que nos rodea y para compartir algunos escritos y vivencias con quien guste.

Me gustaría que, en caso de apeteceros, dieseis vuestra opinión de la manera más libre y sincera, pues sólo así, podremos realmente comunicarnos y aprender de los demás.

Un gran saludo,

ISRAel