You are currently browsing the tag archive for the ‘Actualidad Personal’ tag.

Llevo años así. Unas veces sin ni siquiera darme cuenta. Otras, me golpea como una hoja caída, con suavidad, el rostro de mi entendimiento. En escasos momentos, me saca una estentórea carcajada que ratumba en los rincones de mi habitación o se extiende por el paisaje que me rodea, amigable. Su filo, a veces, penetra hasta mi profundidad y enciende mis neuronas o prende una alarmante llama en mi músculo de latir. Leer el resto de esta entrada »

Estos últimos días, tan entrañables y socialmente correctos, he tenido la ocasión de ver, charlar e intercambiar anécdotas, opiniones e información con gente que habitualmente no tengo cerca, al menos o ante todo, físicamente hablando. Tal vez sea lo más interesante de las vacaciones navideñas (para quienes las disfrutamos) y quizá me haya servido para coger una cierta distancia y analizar si somos quienes éramos, si tanto hemos cambiado o no y -lo primordial- si esta nueva versión mejora la anterior o… Sí, suena como es y es como suena.

Con la ventaja que supone el que por aquí ya no pasa casi nadie a dejarse la vista, me felicito por poder exponer de manera más cruda esas pequeñas luces que a veces se encienden en mi cabeza. Hoy, como va quedando claro: ¡Cómo hemos cambiado!

El coincidir, reunirse, hablar con personas que no ves tan a menudo supone una ventaja respecto a nuestro círculo más cercano y habitual. A saber: los cambios son algo más evidentes, al dejar un tiempo entre encuentro y encuentro, que esas “pequeñas adaptaciones” que sufrimos o promocionamos cada cual en nuestros propios gustos, actitudes, habilidades, compañías, valores… En nuestra personalidad, al fin y al cabo. Leer el resto de esta entrada »

Érase un hombre pegado a una gran naranja.

Érase un ansia de correr, saltar y mirar

al más allá, al compañero, al anillo.

Éranse un tablero y una red que se aparecían

en sueños y en disputas al sol y las estrellas.

Érase un duelo personal, una amistad en sudor,

un compañerismo en la sangre.

Una pelota, un balón, una idea.

Todo ello érase.

(O como volver y volver a las canchas dicho de otro modo). Leer el resto de esta entrada »

Hay ocasiones en que se te ocurren (o escribes) frases sentenciosas dentro de una conversación. Hoy se ha dado uno de esos momentos “mágicos” y, por qué no, me apetece compartirlo. Cumpleaños de una colega, diálogo de “wasap” y…

Ella: yo también me voy a buscar un jovenzuelo 😉

Yo (Isra): la juventud y la belleza visten mucho; la personalidad dura para siempre. Leer el resto de esta entrada »

No es la primera vez, ni será la última. Sueltas lastre, esperas conseguir tiempo para dedicarte a objetivos o planes que ya vienes rumiando desde hace tiempo y… Otros planes aparecen, más urgentes o cuyo peso (heredado, social, adquirido o propio) no te permite posponerlos. ¿Quiénes se quedan fuera? Esos asuntos u objetivos que venías planteándote y que pasan a un segundo plano para dejar paso (tiempo) a los más “pesados” o ahora entendidos como necesarios.

El ejemplo que pongo (¿para qué irnos más lejos?) soy yo mismo. Y así me ahorro valoraciones hacia otras personas y, con ello, algún posible malentendido.

¿Cuánto tiempo lleva Israel deseando tocar un instrumento musical o al menos intentarlo? No sé la respuesta exacta, pero sí que llegó (llegué en realidad) a comprarme un cajón flamenco. ¡Tan monísimo como lleno de polvo! “¡A estrenar!”, que dirían en un anuncio de “vendo…” Leer el resto de esta entrada »

Como ya comenté aquí mismo en algún artículo anterior, hay gente estupenda, maravillosa y especial. Y no son minoría, no. Simplemente cuesta mostrarse así, pero son muchas estas personas. A pesar de lo feo del panorama (social y económico), a pesar de que nunca tenemos tiempo de nada, a pesar de nuestros maloshumores o de tantos otros detalles, con darnos la oportunidad de enseñar nuestra cara buena, con tener un instante de tranquilidad y cercanía con los demás, somos capaces de hacer llegar esa idea de persona maravillosa a cualquiera.

Démonos la oportunidad, respiremos un poco más, mostremos nuesta mejor cara. No estemos esperando a que nos lo pongan fácil para llegar a ese nivel, luchemos con nosotros mismos y nuestras circunstancias por estar siempre más cerca de esa realidad que de la otra, nuestra cara apática.

Abrazos y disfrutemos de nuestros días.

Sí, hoy nos ha dado por resumir el año y esta vez no es un “nos” figurado: en todas las cadenas televisivas, las radios, periódicos… Por todos lados hay resúmenes. Éste es el mío, mucho más interesante, por supuesto (al menos para mí).
El año 12 se va y con él algunas de las experiencias acumuladas, muchas de ellas, al contrario de lo que la generalidad se empeña en autoagenciarse, positivas.
Así, la familia ha crecido. Un sobrino ha venido a llenar huecos y redecorar nuestras vidas. Más visitas a los nuevos abuelos, más ver a sus padres y mucho Aitor, que así se llama “el chiquitín”.
Pero “la familia” no sólo ha crecido por “el lado de la sangre”, también se va acumulando nueva gente a ese bloque de relaciones sociales, más o menos cercanas, y se hemos recuperado a otras personas. Todos ellos y ellas entretienen mi tiempo y me arrancan alguna sonrisa. Evidentemente también se ha dado el caso contrario, pero eso ocurrirá siempre porque ni yo tengo para todos ni todos pueden tener para mí: ley natural.
Por otro lado, la vuelta al deporte ha sido positiva. Al menos en algunos aspectos. No, no he sido olímpico ni lo seré nunca: esa guerra hace años que se dio por perdida. Sin embarbo, he disfrutado mucho de la vuelta a la competición, de aficionados sí, pero competición.
Tocando otros asuntos , y por eso de “desarrollarse en todos los aspectos poliédricos de la personalidad” (imposible), hemos dado algún pasito en lo creativo. Alguna pequeña historia o relato. Estas últimas semanas más, pues gracias a la otra novedad que especifico más abajo, he tenido que ponerme las pilas con algún encargo. Leer el resto de esta entrada »

Sí, vamos haciendo un sucinto resumen de los golpes que en tan sólo tres jornadas ya me he llevado.

Empezó hace unas semanas la andadura del Castra Servilia en el Trofeo Diputación. Tres partidos, cuatro golpes. Quizá el sueño de cualquier traumatólogo (siempre que no le ocurra a él), pero unos números extraños y exagerados para un jugador de baloncesto. Y no, no es que yo sea precisamente la estrella del equipo y por eso… me aticen.

Siendo sinceros e incluso realistas, he de afirmar desde ya que los golpes de los dos primeros partidos fueron fortuitos. Los rivales: Resina Grow y Casar de Cáceres. Zonas afectadas:

  • contra los primeros, cuello y mandíbula tras dos choques entre frontales y laterales por propio ímpetu -uno- y al realizar un bloqueo -otro-. Secuelas, ligero mareo repentino de poca duración y dolor de mandíbula uno o dos días. Nada muy allá. (Golpes 2 – Isra 0).
  • contra los que les siguieron, los segundos: golpe fortuito sobre parte baja de la ceja y ojo izquierdos. Por intentar presionar una salida en contraataque del rival y arriconconarlo. Mala suerte. Secuelas: cicatriz bajo mis nutrida ceja, moratón en la piel que rodea al ojo y alguna “salpicadura” de sanfre dentro del globo ocular. La cicatriz será para siempre (decora). El susto, interesante. Pero nada más.

Ahora vamos con lo que ya “no gusta tanto”. El cuarto golpe (2+1+1) se produjo el fin de semana pasado. Contrario: Arroyo. Jugada: rebote defensivo favorable y posibilidad de contraataque. Salgo en bote y driblo a un rival, él – con intención de matasanos- saca su rodilla que me impoacta a la altura del muslo, poco por encima de mi rodilla derecha y me impide seguir avanzando. El rodillazo propinado por un tipo que pesará unos 30 kilogramos más que yo, me lleva al banquillo. Consigo acabar el partido (mermado y con molestias), a pesar de que el golpe me lo llevo en el primer cuarto, al final del mismo. Secuelas: varios días sin poder entrenar, ni siquiera correr; dolor en la zona; dolor más agudo durante  esa misma noche del sábado y el mismo domingo, con dificultad para caminar esos primeros días.  Concluyendo: casi una semana en el dique seco. Leer el resto de esta entrada »

Aprovechando uno de los temas propuestos por mi profe de inglés sobre alguna persona que admiremos, se me ocurrió escribir algo que sirviera como redacción y como artículo para esta bitácora. Como, además, considero que aquellos a quienes admiramos dejan entrever mucho nuestros anhelos, personalidad o gustos, me pareció realmente… ¡perfecto! Y aproveché la ocasión.

Y hablando de aprovechar, tomo esta fecha (13 de mayo, mi segundo cumpleaños anual; ¡no pregunten!) para dar salida a estas líneas que considero más personales de lo habitual en esta aventura llamada “la casa de las puntas con resaka”.

Bueno, pues al lío…

Desde que tengo recuerdos, siempre he admirado a la gente que puede hacer algo que yo no puedo hacer y, además, me gusta hacer.

Supongo que la lista sería muy larga si pudiera recordarlos a todos, pero no es necesario. Hoy voy a explicar las caracteríeticas comunes de esa gnete y mostraros qué tipo de actividades han hecho y me gustan. Leer el resto de esta entrada »

Sí, es cierto que somos o podemos ser en buena medida los capitanes de ese barco llamado destino, y que nuestras decisiones o indecisiones, marcan nuestro camino, ése que vamos labrando sin darnos demasiada cuenta. Pero también somos conscientes -y mucho- de que las circunstancias marcan, unas veces el sendero o, al menos, las opciones que nos quedan.

Ha sido una semana extraña. Unos días en que por distintos asuntos no he podido dedicar tiempo a tareas habituales. Y una de las que se ha quedado fuera es escribir aquí. Y lo siento, porque mi intención es la de colgar uno o dos artículos semanales. Sin embargo, y como argumentaba al inicio, no ha podido ser. Leer el resto de esta entrada »

Hola.

La bitácora no a a sufrir grandes cambios, y pequeños casi tampoco. Todo seguirá igual, excepto el nivel de artículos al mes, semana o día.

Se trata de una adaptación personal.  Me encuentro en la actualidad metido en algunos proyectos más y se me hace imposible seguir al nivel de publicación que había mantenido hasta el momento. Intentaré, no osbtante, que la cantidad sea compensada por la calidad. Al no poder escribir mucho, no me detendré en nimiedades, o eso espero. Leer el resto de esta entrada »

LICENCIA General de esta bitácora

La Licencia mostrada a continuación es la que se aplicará por defecto y a toda la bitácora en general, a menos que en el artículo o categoría correspondiente aparezca otra licencia que sustituya a ésta. Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Por el respeto y el buen uso de NUESTRO IDIOMA

ESTAMOS ASOCIADOS CON…