You are currently browsing the tag archive for the ‘Baloncesto’ tag.

Érase un hombre pegado a una gran naranja.

Érase un ansia de correr, saltar y mirar

al más allá, al compañero, al anillo.

Éranse un tablero y una red que se aparecían

en sueños y en disputas al sol y las estrellas.

Érase un duelo personal, una amistad en sudor,

un compañerismo en la sangre.

Una pelota, un balón, una idea.

Todo ello érase.

(O como volver y volver a las canchas dicho de otro modo). Lee el resto de esta entrada »

Preocupación, durante el paso de los días, durante el paso de las semanas, durante meses. El nuevo Estu se fue construyendo poquito a poco, piecita a pieza, con tranquilidad e intentando amarrar bien ciertos puestos. El resultado, no está mal (por lo invertido supongo) pero en mí genera -como poco y siendo benévolo- bastantes dudas. Desgranémoslas:

El apartado físico, aspecto que se irá repitiendo en el resto de puntos, me temo. Por posiciones, en todas, sí en todas, salimos perdiendo con todos o casi todos los equipos de la categoría. Me explico con el ejemplo más “facilón”: “doses y treses” de nuestro plantel: Kuric, Rabaseda, Vicedo y Miso (algún canterano más). Rabaseda será quien más minutos ocupe como alero (3) y debe de ser uno de los más bajos en su posición de toda la competición. Se añora muy mucho la labor que pudiera acometar Kirqsay (postear en ataque, rebotear con cierta facilidad, echar unos minutos de ala-pívot). Xavi R. va a sufrir mucho defendiendo a jugadores como Carlos Suárez, Papanikolau, Robinson, Tremmel, etc, etc… Pero esto ya viene siendo un mal endémico, que va a más y más: hemos pasado de treses que jugaban de dos (Jasen) junto con otro tres que posteaba (Jiménez, Suárez), a bases con bastantes  minutos de escoltas y escoltas (o doses y medio, como es el caso) que se tienen que pelear con treses “puros”. Sí, Kuric tiene buenos muelles y puede ayudar en el rebote (defensivo), pero peso, altura… Vicedo puede echar unos minutos y ayudar, pero… continuidad, experiencia o suficientes hechuras a día de hoy… Esto mismo ocurre en la posición de cinco o pívot: nadie de altura y kilos suficientes para no dar ventaja a numeroros equipos. Por suerte, esto es algo que se repite algunas plantillas más: ausencia de “leñador de 2 metros largos de los de toda la vida”. No quedan muchos de un nivel decente y son caros. Lee el resto de esta entrada »

Este curso (12-13) el Estudiantes está haciendo una buena campaña. La confección de la plantilla, el seguir apostando por algún joven valor, la seriedad en el trabajo y el acierto en las incorporaciones están dando un grato resultado.
Sin embargo, siempre hay una pequeña nube gris en el cielo.
Este verano el equipo (dirigido en lo técnico por Txus Vidorreta) incorporó a Kyle Kuric, un jugador interesante que con honestidad, ganas y acierto cara al aro está ganándose a la afición. Se trata de un escolta fuerte y entregado al equipo.
Por otro lado, Jaime Fernández parecía que tomaría aún más responsabilidad en esta temporada. Claro segundo en la posición de base –por detrás del destacadísimo Granger-, Jaime parecía contar con una buena oportunidad para mostrar todo su talento, que es mucho, e ir aprendiendo en otros aspectos del juego.

Hasta aquí la introducción. Ahora llega el dilema, el causado por el “síndrome Fisher”. Empezada la disputa de la “acb” los técnicos deciden incorporar a Josh Fisher, veterano jugador que puede alternar las posiciones de dos y tres (base y escolta) y que así lo ha hecho en no pocos equipos (Gran Canaria, Bilbao, etc). No creo que os cause sorpresa que comente que a mí personalmente no me gusta este jugador. Lee el resto de esta entrada »

Sí, vamos haciendo un sucinto resumen de los golpes que en tan sólo tres jornadas ya me he llevado.

Empezó hace unas semanas la andadura del Castra Servilia en el Trofeo Diputación. Tres partidos, cuatro golpes. Quizá el sueño de cualquier traumatólogo (siempre que no le ocurra a él), pero unos números extraños y exagerados para un jugador de baloncesto. Y no, no es que yo sea precisamente la estrella del equipo y por eso… me aticen.

Siendo sinceros e incluso realistas, he de afirmar desde ya que los golpes de los dos primeros partidos fueron fortuitos. Los rivales: Resina Grow y Casar de Cáceres. Zonas afectadas:

  • contra los primeros, cuello y mandíbula tras dos choques entre frontales y laterales por propio ímpetu -uno- y al realizar un bloqueo -otro-. Secuelas, ligero mareo repentino de poca duración y dolor de mandíbula uno o dos días. Nada muy allá. (Golpes 2 – Isra 0).
  • contra los que les siguieron, los segundos: golpe fortuito sobre parte baja de la ceja y ojo izquierdos. Por intentar presionar una salida en contraataque del rival y arriconconarlo. Mala suerte. Secuelas: cicatriz bajo mis nutrida ceja, moratón en la piel que rodea al ojo y alguna “salpicadura” de sanfre dentro del globo ocular. La cicatriz será para siempre (decora). El susto, interesante. Pero nada más.

Ahora vamos con lo que ya “no gusta tanto”. El cuarto golpe (2+1+1) se produjo el fin de semana pasado. Contrario: Arroyo. Jugada: rebote defensivo favorable y posibilidad de contraataque. Salgo en bote y driblo a un rival, él – con intención de matasanos- saca su rodilla que me impoacta a la altura del muslo, poco por encima de mi rodilla derecha y me impide seguir avanzando. El rodillazo propinado por un tipo que pesará unos 30 kilogramos más que yo, me lleva al banquillo. Consigo acabar el partido (mermado y con molestias), a pesar de que el golpe me lo llevo en el primer cuarto, al final del mismo. Secuelas: varios días sin poder entrenar, ni siquiera correr; dolor en la zona; dolor más agudo durante  esa misma noche del sábado y el mismo domingo, con dificultad para caminar esos primeros días.  Concluyendo: casi una semana en el dique seco. Lee el resto de esta entrada »

Tras leer alguna reflexión del exjugador de baloncesto (y del Cáceres) J.M. Panadero, no me queda más remedio que escribir este artículo. Los comentarios estaban cerrados ya y, además, así me quedo más a gusto y abro más “el debate”. (Entrevista al jugador aquí).

Habla el antes jugador de baloncesto del mazazo, la pena, el revés (llámenlo como quieran) que supondría que el Cáceres de Baloncesto (equipo de Leb Oro) desapareciese, como se viene oyendo desde hace algún tiempo. Y (ya se acerca la polémica) que, con ello, se perdiera el deporte de élite en la capital cacereña. En realidad, la metedura de pata ya está implícita en la pregunta del periodista (Javier Ortiz). Y mi reacción ha sido la siguiente: ¿si desaparece el Cáceres nos quedamos sin deporte de élite en Cáceres? ¿El femenino del mismo deporte no está en la élite? Esto parecen suponer ambas personas, entrevistado y entrevistador. Y eso obviando que las muchachas caminan mucho mejor que los machotes.

Demos un paso más hacia el abismo: ¿otros deportes menos mediáticos o con menor relevancia social no se consideran élite? ¡Uy el fango nos llega ya por la cintura!

Y, por enredar más, ¿sería un drama que un equipo de élite que arrastra a unos mil socios o, digamos, mil quinientos espectadores desapareciese? Siempre lo digo, si sólo vamos unos pocos (y muchos con invitación del club) tal vez la ciudad no merece en equipo en la segunda división del baloncesto nacional. Lee el resto de esta entrada »

Hay quien afirma que lo importante en la vida suele ser gratis. Y mucho de verdad hay en ello. Aunque todo tenga su coste, pero no tiene porqué ser en dinero en lo que se produzca “el intercambio“.

He vuelto a competir -como aficionado, por supuesto- y todo huele a positivo.

Pertenecer a un proyecto o equipo. Entrenar con el resto de compañeros. Compartir lo aprendido; intentar mejorar uno mismo y ayudar a los demás; intercambiar puntos de vista u opiniones; apoyar a quien lo necesite… Como habéis leído hasta aquí, aún no he mencionado “nada físico”, es decir, aún no he hablado del componente deportivo del deporte: curioso, o más que eso. Lee el resto de esta entrada »

Nuevos tiempos, viejos vicios.

Pasan los años, más rápido de lo que a algunos nos gustaría, y volvemos a caer en viejas actividades que nunca se fueron de nuestra cabeza. Y eso que el cuerpo… ya no es lo que era, por decirlo suave.

Sí, señores, volvemos a las canchas; a las de baloncesto, sí; todas mis personalidades y yo mismo. Espero que este “resurgir del guerrero” sea provechoso para mi equipo y que lo haga, al menos, medio bien.

Mientras tanto y para calentar motores e ir poniéndonos las pilas, quería compartir con la gente que se acerca a este trocito de mí, una cancionaka. Fue el tema que nos inspiró o dio suerte (a otros aguerridos y a mí mismo) hace ya algunos años. El Sauzal (Tenerife), torneo 3X3 de la Villa del mismo nombre. Último partido de grupos. Nos enfrentábamos contra los líderes y debíamos ganar para pasar ronda. Le pedí al “dj” de la organización que pinchase este tema justo en los tres minutos finales del calentamiento y boilá… Se nos activó la mala leche y las ganas de dejarnos la piel. Se venció y… nos jodió el basketaverage. ¡Pero ese gustazo no nos lo quitó nadie! Lee el resto de esta entrada »

Seguimos a vueltas con la aportación de Carleton Scott por Cáceres. Que si un americano debe aportar más, que si con las condiciones físicas que aglutina…, que si siendo barato deberíamos desprendernos de él o todo lo contrario.

Bueno, tratando de aportar un poco de cordura y seriedad al caso me dispongo a escribir las siguientes líneas.

Empecemos por el principio para ir aclarando esto. Desde su fichaje ya se dijo que era un jugador de equipo y que su aportación ofensiva no iba a ser llamativa. Se señalaba igualmente su magnífico físico y su capacidad defensiva y reboteadora. Personalmente a mí defensivamente no me llama la atención, pero continuemos.

Nada se hablaba, como afirman los scoutings (ojeadores) de su facilidad para anotar, que es precisamente el hanndicap que todo el mundo señala: su punto negro y la crítica más habitual que recibe. Lee el resto de esta entrada »

Empezaba la temporada ACB y los cambios en el Estu habían resultado claros e interesantes; incluso, en mi opinión, creadores de una cierta ilusión.

Entre las esperanzas, o más bien oportunidades, se situaba la figura de Daniel Clark (canterano de origen británico). Clark venía de unos años “chupando” bastante banquilo, a la sombra de al menos tres interiores más y -por tanto- con escasos minutos, pero con algunas aportaciones importantes puntualmente.

Sin embargo, en este curso la teoría le situaba como tercer interior, por detrás del americano Cedric Simmons (máximo reboteador de la HEBA 2010-11) y Germán Gabriel (un clásico, y oro junior en Lisboa con la generación maravillosa). Y así parecía, pero…

… pero llegó la irrupción del inconsumible Carlos Jiménez (el del espíritu, sí) en la posición de cuatro (y en la de alero), y todo queda ahora menos claro.

En la primera jornada Jiménez, el grande, hizo unos números de escándalo, llegando a mostrar un gran acierto anotador y triplista; algo que le habían cercenado en Málaga. Clark, por su parte, había pasado desapercibido tanto en ese primer envite como en el siguiente.

De ahí el título de este artículo y la pregunta: ¿será el año de la confirmación de Clark o el del regreso apoteósico del inagotable Jiménez?

Y por no era suficiente “sal pal plato”, en la tercera joranda Daniel Clark se sale en los minutos que juega: logra 15 puntos y dos rebotes. Lee el resto de esta entrada »

Se acerca el principio de temporada acebe de este curso, y como uno viene con el subidón del Eurobasket y con la gracia justo ahí, se ne ocurren algunas cuestiones con mala baba que os pueden dibujar una sonrisa (si es que vuestro humor se parece al mío). Empecemos.

¿Reverdecerán viejos laureles los amigos Pepu y Súper Carlos Jiménez con el Estu? ¿Cedric Simmons mostrará un nivel parejo al que mostró en la liga griega (HEBA)?

¿Será Rudy capaz de comerse alguna pelota a final de partido como hiciera en ciertas semifinales Joventut – Real Madrid por dos veces?

¿Permitirán a la línea exterior del Barcelona jugar con más de dos balones? ¡Muchos anotadores parajugar con uno solo! Lee el resto de esta entrada »

Corría la tarde del 16 de septiembre de este año (aniversario de la muerte de Maria Callas por cierto) cuando un tal J.C. Navarro me dibujó una sonrisa a base de triples, “bombas”, canastas estratosféricas tras bloqueo… y esa misma sonrisa seguía y se volvía aún más grande el domingo, dos días después, tras vencer en la final a Francia.

Sí, otra vez estoy hablando de baloncesto, y de esta panda de (…) que tan felices nos hacen a algunos. Y esa felicidad, estúpida supuestamente, ha continuado. ¿Por qué ? No sólo porque el ser humano sea así -simple como una semilla cualquiera, al menos la mayoría de los hombres- sino porque además se daban algunas circunstancias más, que no me restan nada de simpleza. Y son: cambio de trabajo (misma o similar labor en distinto lugar y con distinto “público”); avances en proyectos que se han y están alargando demasiado en el tiempo; nocturnidad y ocio fácil. Y, por supuesto, nuestro oro, porque es nueeeestro, sí. Es lo que tiene ser simple o coger una racha positiva, que todo parece ir hilado, aunque sospeches que no tanto: con no prestar suficiente antención…

Y, nada, esto es todo. A seguir bien todo el mundo, espero, y a escuchar una “cancioncita” que viene al pelo:

Lee el resto de esta entrada »

Algunos son muy optimistas, yo no tanto, por eso trato de disfrutar de estos momentos mágicos durante el mayor tiempo posible y cada vez que se presenta la ocasión.

De dónde viene mi no tan alto optimismo, de la realidad vista con perspectiva. ¿A qué me refiero? Me refiero a que después de los Juegos Olímpicos de Londres (como muchos suponemos) Pau Gasol y Juan Carlos Navarro abandonarán nuestra selección de baloncesto. Y, como afirma Trecet, el “cuatro (4) y el “siete” (7) son la clave de todo esto. Y no sólo porque sean los líderes en anotación (y rebotes, asistencias) del equipo, sino porque lo son espiritualmente y mucho más.

¿Por qué opino que éstas “bajas” serán tan transcendentales para el equipo Ñ? Por razonas tan simples como que los que vienen detrás, siendo grandes jugadores tanto técnica como físicamente, no parecen tener la mentalidad o fuerza mental de sus predecesores. Y no me refiero a los que vendrán como las generaciones posteriores, sino a los que ya están y deben dar un paso al frente. Jugadores como Rudy, Claver, Ibaka, LlullLee el resto de esta entrada »

Cierto es que  a veces nos mostramos muy críticos  con las gestiones de directivos y cuerpos técnicos en verano. Cierto es también que nos gustaría más que se tuvieran en cuenta la opinión del público y sus gustos, aunque no resulta fácil. Sin embargo, parándonos a pensar y analizando la situación de una manera más global, nos volvemos más comprensivos. ¿por qué? Porque estamos hablando de lidiar todos los años con los mismos toros y de falta, por tanto, de continuidad en el proyecto.

Estoy hablando a través del ejemplo que me queda más cerca, el Cáceres de Baloncesto, pero esta situación parece afectar cada vez a más equipos del panorama “pelota-naranja” español, incluso a históricos, como el Joventut. Aquí, en Cáceres, cada año debemos estar pendientes de patrocinadores y subvenciones (que vienen a ser lo mismo en este caso). Llevamos varias campañas sin contar con un patrocinador que se comprometa con palabra y números (capital) para varias temporadas. ¿Qué problema se deriva de todo esto? ¿En qué influye esto en la planificación de las sucesivas temporadas? Pues precisamente, en que no puede contrase con esa “sucesión”, es decir, se corta al final de un curso, para empezar casi de cero en el siguiente.

Esta temporada hemos contado con jugadores que se han merecido una renovación (Antelo, Mediano y otros) y, al contrario, la situación económica actual y la falta de un patrocinio a medio plazo o por varios años, nos ha llevado a no poder ofrecer renovaciones durante el transcurso de las jornadas. De hecho, el club ha tenido que esperar la confirmación de la Junta -“avalista” del Cáceres- para incluso poder saber si saldría en LEB Oro o no.

Evidentemente y teniendo en cuenta todo esto, debemos ser lo más comprensivos posibles con la tardanza y gestiones del club, pues todo se complica. Al no poder tener un proyecto continuado, no se pueden ofrecer contratos más largos a los jugadores; no se puede empezar con las renovaciones a mitad de temporada o a “mirar” posibles futuras incorporaciones hasta tener atado el presupuesto. Así es muy difícil fichar. No puedes ofrecer a los jugadores otra “recompensa” que no sea un mejor sueldo que el que estén cobrando. No se les puede convencer de la seriedad del proyecto. O de que estemos pensando en un ascenso a medio plazo. No es creíble, pues ni siquiera se sabe si el equipo seguirá al año siguiente. Lee el resto de esta entrada »

Anoche me llegó un mensaje. En medio de las muertes del gran Severiano Ballesteros y del ciclista Wouter Weyland, menos conocido y bastante menos cercano para nosotros, se ha producido otra que me atañe más de cerca. No os voy a engañar: no era una amigo cercano; no era una persona habitual en mi vida; ni siquiera era mi amigo. Era y es un gran recuerdo. El recuerdo de alguien que me dio un balón naranja. El recuerdo de mi primer entrenador de baloncesto. Alguien joven. Muchísimo entonces, unos diecisiete. Y mucho ahora, en el borde de la cuarentena. Lee el resto de esta entrada »

Seguiré tiempo sin entenderle. Sin comprender sus cambios o cómo entrega galones a unos u otros. Seguiré sin poder comulgar con algunas de sus jugadas ofensivas o sin disfrutar de más minutos para lo jóvenes y la cantera. Seguiré sin mirarle con “simpatía” y sin encontrarle el punto a muchos de sus haceres y quehaceres. Sí, así será, pero hay algo que ha cambiado y sólo puedo afirmarlo, reconocerlo y gritarlo ( o escribirlo aquí). A Casimiro hay que reconocerle lo suyo.

Hace ya tres cursos (creo recordar) que Luis Casimiro hizo las maletas y cambió la vecina Fuenlabrada por la vuelta al cole. Así llegó a nuestro Estu. Con un halo de seriedad, trabajo bien hecho y éxito entrecomillado tras sus temporadas frente a los naranjas.

Como ya he dicho, me costó y cuesta comprenderle. Hubo derrotas, problemas, días al filo de la navaja, descensos mirados de cerca, pero se sobrevivió. De una u otra manera así fue. Y este año empezaba con las ilusiones de siempre y una más: La EuroCUp de Baloncesto. Y, para mí, eterno sufridor de la pelota naranja, con muchas más dudas aún. Lee el resto de esta entrada »

No es una rtículo de dieta mediterránea, ni de gastronomía extremeña. Ni mucho menos de crítica a nuestra “clase política” (ya se llevan lo suyo con asiduidad aquí). Estas líneas tratan de Baloncesto profesional, o lo que debería ser.

Gustavo Aranzana, natural de Valladolid, nunca de León: confusión muy habitual, pero que enoja a los leoneses mucho. Este señor se dedica a entrenar a un equipo de baloncesto, o eso afirma y hace creer a los directivos del club. Este señor ha construido la plantilla de esta temporada (sí, Gustavo, sí). Y este señor hace que el equipo sufra en incontables situaciones y en circunstancias no tan difíciles de prever y entrenar, que es lo que me hace a mí pensar que entrenar, no entrena (cobrar sí).

A saber: si un equipo presiona tras canasta, somos capaces de estar más de cinco minutos sin darnos cuenta de la circunstancia (desde el banquillo me refiero) y pasándolas canutas para no agotar los ocho segundos o perder varias posesiones.  Otra: no hay defensa en zona, ¿para qué, si eso es de cobardes, no Gustavo? Uno más y lo dejo, que puede cansar, no hay sistemas de ataque. Anoche se vio con claridad: aclarado para Xavier, o para otro; la cojo y me la tiro (F.S.), un bloqueo directo de vez en cuando y… ¡a jugar! Esto nos hizo pensar a algunos en la grada que este señor vallisoletano piensa a lo NBA, es decir, “entrenamos en los partidos” (¡y así nos va!). Lee el resto de esta entrada »

No, no se refiere este artículo a que uno de los equipos griegos, el Barcelona, Baskonia (hasta el año pasado que falló, creo), el CSKA (¿cuántas jugó seguidas?) y otros lleguen siempre o casi siempre a la “Final Four” de la Euroliga de Baloncesto. Ni mucho menos. Trata, para ser exactos, de que juegue quien juegue y prácticamente, pase lo que pase, siempre se retransmite el partido del Real Madrid.

Sin entrar a valorar la trayectoria de los útlimos años en Europoa de este club y si sus partidos son interesantes (los menos) o no, sí es evidente que llevamos años con la misma cantinela: casi todas las semanas que hay jornada europea, en directo el RMA y el resto… a joderse. Perdón, a jodernos los aficionados, que estamos hartos de ver cómo Llull hace faltas en ataque, de lo bien que penetra Sergio Rodríguez o del pundonor o portento luchador de Reyes. Todo muy chulo y muy bien. Pero, ¿y los partidazos en los que han estado implicados el dueto de equipos griegos contra los españoles? ¿Y aquel Olimpia contra Barcelona, partidazo por cierto? ¿Y otros grandes duelos del Baskonia? ¿Y el Maccabi – FCB de hace una semana, con prórroga incluída? Todos estos duelos se sabían que serían igualados o al menos mucho más interesantes que los compromisos de “los blancos”. ¿Por qué hay que tragarse entonces siempre la gran labor de Messina? ¿O el gran juego de Suárez o Mirotic? ¿Son siquiera el único equpipo o representante español en la competición? Bien sabemos que no. ¿Entonces? Lee el resto de esta entrada »

Muchas jornadas después de lo esperado y en un partido ante uno de los rivales más flojos, es cierto, pero también le era muy necesario al joven escolta catalán el que le haya llegado un choque así y con una actuación tan acertada por su parte: puntos, asistencias, rebotes, acierto… ¡Bien Xavi, bien!

La temporada para Xavi Forcada no está siendo lo que ni él ni muchos anhelábamos.

Desgraciadamente se marchó de Cáceres por no llegar a un acuerdo económico con el club y llegó a tierras gallegas: Lugo. Allí, la temporadas no está siendo buena para él. Escasos minutos para el catalán, una pequeña lesión y poca aportación ofensiva. Su posición, la de escolta o incluso la de alero, la cubrieron los gallegos con dos muy buenos jugadores foráneos y esto le ha restado importancia en la rotación y en el plano de reparto de minutos y de tiros o responasabilidad ofensiva. Aun así, ha tenido encuentros en los que ha sumado bastantes asistencias o ha ayudado más de lo habitual en el rebote, pero insuficiente para él tras lo mostrado -sobre todo- a final de temporada aquí en Cáceres. Lee el resto de esta entrada »

Hacerse fuerte tras el olvido, la desconfizanza en uno mismo o la caída que a todos nos acontece.
Eso es lo que han conseguido algunos jugadores del Joventut de Badalona. Hay casos más evidentes, otros menos, algunos incluso se esperaba que tuvieran este renacimiento, esta reacción a lo Fénix resurrecto.
Entre los que han causado sorpresa se encuentra McDonald, ese pívot con uno de los mejores “porcentajes de dos” esta campaña, que rebotea, anota, incluso asiste. Su vuelta a creer en sí mismo, a hacer lo que sabe a sacarse partido en cada acción ha resultado destacadísima. Después de unos años yendo a menos en equipos como Gran Canaria o Vitoria, esta segunada o tercera juventud es una gran noticia, sobre todo para los de “la Penya”. Lee el resto de esta entrada »

Hace poco salió un reportaje en algún diario deportivo hablando de Jiménez, don Carlos. En él se incluía una entrevista audiovisual y en el texto se hablaba de un jugador distinto.

Muchos somos los que echamos de menos su participación en nuestra selección. Muchos somos los que pensamos que su baja (voluntaria) ha pesado mucho y no sólo en el juego, que ya sería más que suficiente, sino también en el nivel de cohesión del grupo y en el aspecto de “tener todos las cositas claras” (sin frivolidades y sin querer desempeñar roles distintos a los encomendados).

Pero no quería hablar de esto, sólo quería rendirle un homenaje más dejando aquí las palabras que escribí como comentario en dicho periódico

Lee el resto de esta entrada »

Otra jornada más de baloncesto en miércoles en la capital cacereña. A mí me gusta y lo disfruto (además no se me acumula “el trabajo”, como ocurre algunos viernes), pero hay que reconocer que esta jugada del calendario no les viene bien a todos y que merma la asistencia  nuestro pabellón. Lo siento por aquéllos que no puedan asistir. Y espero que para próximas campañas el calendario sea más justo en estos aspectos intersemanales.   o
Rival supuestamente fácil o cómódo porque no acaban de despertar o estar al nivel del curso anterior (Isla de Tenerife Canarias), sin embargo, nuestro Cáceres, como en otras campañas sigue empeñado en dar posibilidades casi hasta las postrimerías de los partidos a todos y cada uno de los equipos, ya sean más fuertes o supuestamente menos poderosos. Lee el resto de esta entrada »

Parece que mi Estu quiere abonarse a las heroicidades. Me explico: el año pasado (entiéndase temporada) empezó con un parcial negativo de cinco derrotas por ninguna victoria. Tamaño desastre se arregló a la sexta y se siguió arreglando en las siguientes jornadas, hasta llegar a números de “playoffs”, así que los disputó.
Personalmente no me preocupo tanto de si mi equipo – de nuevo en fase de reconstrucción- se mete en eliminatorias por el título (¡viva la utopía!) como de si permanecerá en esta categoría una vez acabada esta temporada. Algún amigo me anima a pensar que sí, que así será, pues ve a un par de equipos bastantes peores, casi sentenciados, diríamos. Yo, no lo veo tan claro.

Razones del cambio. Lee el resto de esta entrada »

El Cáceres se encomienda al Multiusos para vencer al Melilla. Sería un titular tremendo para una eliminatoria final por el ascenso, sin embargo falta mucho para llegar a ese punto de la competición y –ahora mismo- el pabellón parece no ayudar a los jugadores.
Lee el resto de esta entrada »

LICENCIA General de esta bitácora

La Licencia mostrada a continuación es la que se aplicará por defecto y a toda la bitácora en general, a menos que en el artículo o categoría correspondiente aparezca otra licencia que sustituya a ésta. Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Por el respeto y el buen uso de NUESTRO IDIOMA

ESTAMOS ASOCIADOS CON…