You are currently browsing the tag archive for the ‘Cambiar el Mundo’ tag.

Hoy, y tras mucho tiempo sin compartir reflexiones propias ni ajenas por este canal, quiero dejaros algo. Se trata de un pensamiento de Marta, personaje de la novela “Si mañana muero” de Eugenio Fuentes. Y es éste:

Ella misma no había perdido la fe en las ideas socialistas, pero había deducido que ser revolucionaria ya no consistía en seguir luchando ingenuamente por las utopías, sino en aceptar que las utopías no se realizarían nunca, que el ser humano estaba genéticamente incapacitado para alcanzarlas y que, por tanto, lo verdaderamente revolucionario era conformarse con establecer la dignidad, el bienestar y la justicia en las pequeñas parcelas de la vida cotidiana y entre las personas que la rodeaban.”

 

Mi parte la dejo aquí, a continuación. Como bien sabemos en España, dentro de poco más de una semana nos toca votar para elegir nuevo presidente y gobierno. Es evidente que las distintas opciones no acaban de convencer completamente, ni siquiera aquellas que vinieron a aportar un aire nuevo. Sin embargo, Leer el resto de esta entrada »

Estas líneas, estas palabras y este artículo están dedicadas o destinadas a las personas que toman un segundo (tercer, cuarto…) camino en sus vidas y se lanzan a ello con valentía, dejando atrás su pasado. No hablo de sentimientos o, perdón, no estoy hablando de relaciones sentimentales ni nada parecido. Estoy tratando los proyectos, las vueltas atrás como caminos hacia el futuro y los entresijos del destino y su aprovechamiento óptimo o, como poco, positivo. Y sí, me pondré como ejemplo. En realidad, sólo un pequeño pasaje de mi vida.

Pasan los otoños y vienen otras primaveras, ¿cierto? Y en unos y con otras se nos presentan nuevas oportunidades, nuevas oportunidades para teenr arrojo, hacer algo con lo que no nos atrevimos, emprender proyectos sin cobardía y demás. Y en una de éstas me encontré yo hace ya muchos años. Leer el resto de esta entrada »

Bueno, un hombre puede cambiar un código por otro, pero no puede eliminar el hábito de la obediencia, ¿sabes?” (Ken Follet en “Papel Moneda“).

Esta frase ha sido rescatada de una conversación entre un empleado de banca que ha ordenado un cheque millonario sin fondos y un amigo. Quien delinque, el primero, intenta explicarle al segundo que sabía que no debía hacerlo, que sabía que era negativo, ilegal e incluso peligroso. Sin embargo, su hábito de obedecer al superior (en este caso su director de banco), le ha llevado a realizar esa acción. Una acción que podría costarle muy caro: su empleo como poco.

Y la pregunta es: ¿realmente somos así?; ¿aceptamos normalmente las órdenes porque nuestra educaicón nos empuja a ello?; ¿cuándo nos rebelamos ante ellas? Leer el resto de esta entrada »

LICENCIA General de esta bitácora

La Licencia mostrada a continuación es la que se aplicará por defecto y a toda la bitácora en general, a menos que en el artículo o categoría correspondiente aparezca otra licencia que sustituya a ésta. Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Por el respeto y el buen uso de NUESTRO IDIOMA

ESTAMOS ASOCIADOS CON…