You are currently browsing the tag archive for the ‘Definiciones Personalizadas’ tag.

La Realidad (escuchado en un programa televisivo): “La realidad es la que es y no lo que nos apetece o nos gustaría escuchar”. Se refería a un estudio sobre los “gustos” de las mujeres y los hombres. A ver si nos damos cuenta de una vez y la afrontamos (hablo de la realidad, no de la guerra absurda entre sexos).

Ayuda y Préstamo: estoy harto de escuchar que los países “europeos” van a dar una ayuda a Grecia. Que los políticos utilicen el lenguaje fatal y en busca de su beneficio vale (¡qué remedio!), pero ¿los periodistas? Amigos de las ondas rediofónicas y televisivas; amigos y amigas del papel cargado de letras que no dicen nada. Resto de periodistas o lo que seáis: cuando alguien presta ayuda no espera que ésta le sea devuelta, pues se trata de un acto filantrópico y desinteresado. Muy al contrario, cuando alguien te presta algo, espera que le sea devuelto o reintegrado, y a veces lo hace a regañadientes y espera su devolución con ansias, como es evidente es este asunto europeo. ¿Debe devolverse? Claro, pero simplemente llamemos a cada “asunto” por su nombre. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

A menudo en los medios de comunicación aparecen personajes públicos repitiendo unos y otros y una y otra vez expresines y palabras. Muchas de ellas siempre han estado vacías de sentido o nunca han enido un significado claro para quien las escuchaba. Otras, por desgracia, han perdido peso y significado por abusar de ellas y utilizartlas una y otra vez para no decir nada. Aquí os dejo algunas de ellas, de las que me he acordado últimamente o las que me están recordando últimamente esos personajes.

Estado de derecho. Nunca supe qué demonios podia significar, aunque lo intuyera. Se ha utilizado mucho unido a la defensa de los españoles respecto al terrorismo, sin embargo, su significado es una auténtica incógnita. Y los resultados de la actuación de nuestro Estado de Derecho frente a tan enorme  problema: un fracaso. Así que tal vez ese sea su sinónimo. Fracaso.

Diálogo social. Se habla de él cuando una empresa va a despedir a muchos trabajadores; cuando los sindicatos aparecen para defender nuestros derechos; y, en general, para que nuestros gobernantes y fuerzas vivas establezcan consversaciones entre ellos y tomen acuerdos convenciéndonos de que eso es lo que habríamos querido o elegido nosotros. Se parece mucho al Despotismo Ilustrado (pero con poca ilustración, cultura y demás) o a que yo quede con un colega y decida cómo decorar la casa de otro colega que no está presente. Maravillas de la Democracia.

Democracia. Y aquí está la susodicha. Es un término que debería indicar que los ciudadanos eligen a sus representantes para que éstos gobiernen por ellos teniendo en cuenta lo que el pueblo quiere. Actualmente no se parece en nada a esa idea sobre la que se fundó. Ahora los partidos deciden a quién debes votar y te sugieren quien será un buen gobernante entre los miembros de su club. Después eliges entre tanta diversidad de partidos y por ende de candidatos, pero ellos ya tienen su idea de qué quiere el pueblo: lo que a ellos les venga en gana. Ahora mismo la democracia es una utopía, pero no son sinónimos ni de lejos.

Compromiso. He dejado ésta palabra la última por su posible implicación personal. Antes los compromisos unían a las personas, ahora las personas se liberan de ellos en cuanto pueden, con lo que ya no hay compromisos. Pero sucede algo peor a nivel institucional y social: los compromisos actuales sólo los adquieren los ciudadanos con las macroemmpresas, ya sean gobiernos, administraciones, bancos, etcétera. Lo explico: cuando trabajas tú adquieres el compromiso de pagar tus impuestos y declarar lo que ganas y… Cuando pides un crédito a un banco o caja, adqueires el compromiso de pagar las cuotas mensualmente. Y así un montón de casos. Sin embargo, de estos para con nosotros no hay tal compromiso ya que, por el contrario, si pides ahora dinero a un banco dice que no puede dártelo amparándose en que no es seguro su reingreso. El gobierno y las administraciones, se olvidan de cumplir sus programas electorales y de cuidar a sus ciudadanos por encima de las grande empresas y mucho menos de cumplir la Constitución (derecho a trabajo digno, a hogar…). ¡Qué pena, no!? Se ha convertido en una relación de una sola dirección. Y no esperéis que mejore.

Por hoy ya está bien. Lo que sí os pediría es que si se os ocurre o escucháis alguna de esas otras palabras que tanto se oyen y que merecen estar en esta lista (con su análisis o no), incluidla,  o si queréis apuntar o modificar algo más de las que yo he apuntado, lo hagáis, la  con ganas y en cuanto os parezca. Estaré esperando…

Rincón: lugar de las habitaciones donde te mandan castigado.// Porción de una sala o habitación donde llorar las penas sin que nadie te vea (“la zarzamora que a todas horas llora que llora por los rincones”, para mí de autor desonocido).// Espacio donde colocar plantas.// Sitio famoso por acumular polvo y otros deshechos propios de hogares, oficinas, etc al ser muy difícil de limpiar.

Esquina: lugar provechoso para negocios de dudosa legalidad.// El trozo de casa o calle donde siempre me dejo un hombro, por raspaduras múltiples.// Esquinas famosas: las cuatro esquinas; esa que hay en la gran vía de Madrid; una de Nueva York. Lee el resto de esta entrada »

Loco: persona que se comporta como le parece, sin atenerse a reglas, hábitos ni convenciones sociales. Suelen acabar como inadaptados en susu propias sociedades. Normalmente expresan aquello que los demás no se atreven, provocando rechazo o si su originalidad es “artísitica” envidia o admiración. Muchos de los mayores artistas y creadores de todos los tiempos han sido tenidos (o lo sufrían de veras) por locos.

Cuerdo: persona que acepta lo socialmente establecido, aunque no se lo crea, y participa activamente de ello. Suele tener dudas sobre su vida y las formas sociales, pero nunca lo dirá, no vaya a ser que nadie opine igual y se sienta raro, desplazado o distinto al resto. Hay algunos casos de gente que realmente está a gusto con cómo marcha todo, pero esos son los verdaderos locos (y peligrosos), por conformistas.

Normal: tiene su personalidad. La muestra según las circunstancias del entorno y propias, es decir, dependiendo de cómo se encunetre él/la y en qué ambiente esté en ese momento. Comparte, por tanto, rasgos de las dos categorías anteriores, aunque les gusta sentirse incluídos en la primera de ellas. Son los más estables, pues se adaptan mejor. En ocasiones les gustaría pasar de todo y cambiar su vida por otra, pero estos deseos no suelen verse realizados. Sin esta “clase media” se perdería el equilibrio.

Tímido: no todos los tímidos lo son. Algunos son más bien personas muy inteligentes que parecen tímidas porque mentras tú hablas ellos escuchan y te analizan. Así, parten con ventaja: la de saber cómo eres tú, siin tú ni siquiera sospechar cómo son ellos (¡cuidado!). Los tímidos de verdad son personas que por una u otra circunstancia (no siempre problema traumática infantil, ¡psicólogadas norteamericanas!) les cuesta mostrarse abiertos en su entorno y mucho más fuera de él. Decía algún maestro que tuve que éstos, los callados eran muy complicados de “atender”, pues no sabía qué les pasaba. No sé. Yo pasé de ser más bien tímido a lo que soy ahora, que hablo hasta con las alfombras.

Filósofo: persona a la que nadie escucha. El contacto con este tipo de personas te puede hacer pensar que estás cada día más sordo, pero es más bien un problema de ignorar al hablante o emisor. En la “época anntigua” eran personalidades importantes y se les tenía en alta estima y consideración. Aproximadamente su popularidad era muy similar a la de los políticos actuales, pero sabían pensar y comunicar dichos pensamientos.

Político: si sois habituales de esta bitácora ya conocéis mi opinión. Sólo añadir, con ánimo de no hacer más sangre, que sería un humano que es superado por las circunstancias implícitas de ostentar el poder. Lee el resto de esta entrada »

Amor: enfermedad transitoria, contagiosa en ocasiones si el acercamiento es acusado y prolongado, de la que siempre se cura una parte del problema antes que el otro individuo. Enfermedad grave que afecta al corazón, los sueños, las ilusiones, relación con amistades, familia… A pesar de todo, ¡qué ganas siempre de volver a contagiarse! Lee el resto de esta entrada »

LICENCIA General de esta bitácora

La Licencia mostrada a continuación es la que se aplicará por defecto y a toda la bitácora en general, a menos que en el artículo o categoría correspondiente aparezca otra licencia que sustituya a ésta. Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Por el respeto y el buen uso de NUESTRO IDIOMA

ESTAMOS ASOCIADOS CON…

Anuncios