You are currently browsing the tag archive for the ‘Golpes y deporte’ tag.

Sí, vamos haciendo un sucinto resumen de los golpes que en tan sólo tres jornadas ya me he llevado.

Empezó hace unas semanas la andadura del Castra Servilia en el Trofeo Diputación. Tres partidos, cuatro golpes. Quizá el sueño de cualquier traumatólogo (siempre que no le ocurra a él), pero unos números extraños y exagerados para un jugador de baloncesto. Y no, no es que yo sea precisamente la estrella del equipo y por eso… me aticen.

Siendo sinceros e incluso realistas, he de afirmar desde ya que los golpes de los dos primeros partidos fueron fortuitos. Los rivales: Resina Grow y Casar de Cáceres. Zonas afectadas:

  • contra los primeros, cuello y mandíbula tras dos choques entre frontales y laterales por propio ímpetu -uno- y al realizar un bloqueo -otro-. Secuelas, ligero mareo repentino de poca duración y dolor de mandíbula uno o dos días. Nada muy allá. (Golpes 2 – Isra 0).
  • contra los que les siguieron, los segundos: golpe fortuito sobre parte baja de la ceja y ojo izquierdos. Por intentar presionar una salida en contraataque del rival y arriconconarlo. Mala suerte. Secuelas: cicatriz bajo mis nutrida ceja, moratón en la piel que rodea al ojo y alguna “salpicadura” de sanfre dentro del globo ocular. La cicatriz será para siempre (decora). El susto, interesante. Pero nada más.

Ahora vamos con lo que ya “no gusta tanto”. El cuarto golpe (2+1+1) se produjo el fin de semana pasado. Contrario: Arroyo. Jugada: rebote defensivo favorable y posibilidad de contraataque. Salgo en bote y driblo a un rival, él – con intención de matasanos- saca su rodilla que me impoacta a la altura del muslo, poco por encima de mi rodilla derecha y me impide seguir avanzando. El rodillazo propinado por un tipo que pesará unos 30 kilogramos más que yo, me lleva al banquillo. Consigo acabar el partido (mermado y con molestias), a pesar de que el golpe me lo llevo en el primer cuarto, al final del mismo. Secuelas: varios días sin poder entrenar, ni siquiera correr; dolor en la zona; dolor más agudo durante  esa misma noche del sábado y el mismo domingo, con dificultad para caminar esos primeros días.  Concluyendo: casi una semana en el dique seco. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

LICENCIA General de esta bitácora

La Licencia mostrada a continuación es la que se aplicará por defecto y a toda la bitácora en general, a menos que en el artículo o categoría correspondiente aparezca otra licencia que sustituya a ésta. Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Por el respeto y el buen uso de NUESTRO IDIOMA

ESTAMOS ASOCIADOS CON…

Anuncios