You are currently browsing the tag archive for the ‘Letras’ tag.

¿Se tratará de un reflexión personal? ¿Más bien de una valoración de la experiencia de otros o de lo que haya visto a su alrededor el autor? ¿Será tan solo una manera de crear un personaje algo desarraigado del amor entendido como “pareja para toda la vida”? Todas estas dudas y muchas otras nos pueden asaltar al leer las siguientes líneas de la novela “Las manos del pianista“. Aproximen su atención a ellas, reléanlas y opinen o, al menos, párense a pensar en la razón por la que Eugenio Fuentes, escritor extremeño, usa este “encabezamiento” para acercarnos al personaje de Martín Ordiales en la nombrada obra. Con ustedes…

Vivía solo y si no se había unido hasta entonces a ninguna mujer no era porque le hubieran faltado candidatas y amantes dispuestas a darle a su relación un carácter más trascendente. Fue porque él se negó siempre a aceptar un compromiso en el que renunciar sería más frecuente que compartir. Pero nunca había considerado que ellas fueran las responsables de su falta de fe. Era él mismo, de algún modo incapacitado para el entusiasmo sin el cual todo juramento de eterno amor, eterna fidelidad y eterna compañía le parecía una falacia y una locura. Además, sabía que pedía mucho, que quizá pedía demasiado: la mujer que se ama no basta con que sea aquella de la que uno está seguro de que nunca te hará daño; es necesario también estar seguro de que es aquella que te hará feliz. De modo que, a los cuarenta y dos años, había creído que su corazón sólo era una víscera. Martín Ordiales ya no esperaba ninguna bienaventuranza.” Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Don Ramón María del Valle Inclán fue uno de nuestros genios escritores. Y hoy se cumplen años, muchos, de su muerte, allá por el 36, un número tan bello como problemático fue aquel año en España (1936).

Y no podía dejar pasar esta ocasión para arrodillarme ante la figura, eternamente barbuda, de Valle Inclán. Por ello, y más que con mis propias palabras, rescato algún que otro documento sonoro y otros enlaces interesantes: para aceraros al escritor, al genio y al personaje.

Ramón María del Valle-Inclan

Lee el resto de esta entrada »

Más que alumbradas y acertadas las líneas de Ryu Murakami, quien habla de nuestra infectada sociedad, pegando duro sobre la dualidad moral y el servilismo de todos nosotros hacia lo establecido y publicitado. A ver si sabéis de qué país habla antes de llegar a la mitad del texto. Lo jodido es que podría ser cualquiera “civilizado” (qué sonrisa de maldad cada vez que utilizo esta palabra) y especialmente el que mejor conozco, el nuestro.

Leed, releed, pensad y disfrutad. ¡Que no todo en la vida son los placeres mundanos!

“No hay coherencia en la forma en que los padres y otros adultos te responden cuando eres niño. Y eso pasa sobre todo en este país, donde no existen criterios sólidos ni normas para juzgar lo que es importante. Los adultos viven pensando sólo en el dinero o en artículos que tienen un valor económico establecido, como las prendas de diseño. Los medios -televisión, periódicos, revistas, radio y lo que sea- están repletos de informaciones que ponen de manifiesto que lo único que quieren o les preocupa son el dinero y los bienes materiales. Desde los políticos hasta los burócratas, pasando por el trabajador de clase media que bebe el sake más barato en el banco de una terraza popular, todos muestran mediante su forma de vida que lo único que ansían es tener dinero. A veces se dan grandes aires y declaran “que el dinero no lo es todo”, pero lo único que hay que hacer para saber cuáles son sus verdaderas intenciones es obsrvar su comportamiento. Los semanarios serios critican que las chicas de bachillerato salgan en citas retribuidas, pero en el mismo número recomiendan salones de masaje eróticos a precios económicos y soaplands que abren a primera hora de la mañana. Deunucanian la corrupción de plíticos y bur´ñocratas y pero ofrecen consejos infalibles para comprar accciones y prometen transacciones inmobiliarias que son “uan ganga”. Y publican grandes reportajes ilustrados sobre “historias de éxito”, en los que aparecen las mansiones de los potentados de algún cabrón vestido con prendas y accesorios de diseño. Lee el resto de esta entrada »

LICENCIA General de esta bitácora

La Licencia mostrada a continuación es la que se aplicará por defecto y a toda la bitácora en general, a menos que en el artículo o categoría correspondiente aparezca otra licencia que sustituya a ésta. Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Por el respeto y el buen uso de NUESTRO IDIOMA

ESTAMOS ASOCIADOS CON…