You are currently browsing the tag archive for the ‘Literatura’ tag.

Reflexión de un pensador polaco: Hay gente fantástica a la que se conoce en mal momento. Y hay gente que es fantástica porque se la conoce en el momento adecuado“.

Según David Foenkinos en “La delicadeza“, Leer el resto de esta entrada »

Llevo años así. Unas veces sin ni siquiera darme cuenta. Otras, me golpea como una hoja caída, con suavidad, el rostro de mi entendimiento. En escasos momentos, me saca una estentórea carcajada que ratumba en los rincones de mi habitación o se extiende por el paisaje que me rodea, amigable. Su filo, a veces, penetra hasta mi profundidad y enciende mis neuronas o prende una alarmante llama en mi músculo de latir. Leer el resto de esta entrada »

Sí, algo así como el “caminante no hay camino, se hace camino al andar” (de Antonio Machado) es lo que viene a decirnos Álvaro Mutis, escritor colombiano fallecido hace escasas fechas.

“porque toda la vida he emprendido esa clase de aventuras, al final de las cuales encuentro el mismo desengaño. Si bien termino siempre por consolarme pensando que en la aventura misma estaba el premio y que no hay que buscar otra cosa diferente que la satisfacción de probar los caminos del mundo que, al final, van pareciéndose sospechosamente unos a otros. Así y todo, vale la pena recorrerlos para ahuyentar el tedio y nuestra propia muerte, esa que nos pertenece de veras y espera que sepamos reconocerla y adoptarla”. Leer el resto de esta entrada »

El año pasado y este están siendo muy fructíferos para mí en cuanto a Literatura leída. Además, en muchos casos, he contado con la fortuna de encontrarme (gracias a recomendaciones, hallazgos y casualidades) con autores que me han resultado frescos y poco miedosos a la hora de construir historias y mostrarlas con sus opiniones propias y las crudezas de sus personajes. Incluso, en ocasiones, me he tropezado con pequeños “discursos” que retratan nuestra sociedad desde un punto de vista personal. Entre ellos, las palabras de Martin Amis que nos hacen visualizar alguna extraña ansia en el comportamiento del ser humano. Todo vuestro.

Todo está trastocado. Los viejos se esfuerzan por ser jóvenes, como han hecho siempre, y como todos hacemos, pues la juventud sigue siendo el modelo. Pero los jóvenes se esfuerzan ahora por ser viejos; ¿y qué supone esto? Guedejas grises, rostros resueltamente pálidos, pasos y gestos de lisiado, maquillajes de bruja de guiñol, muletas, collarines, soportes ortopédicos y luego lo siguiente. Empiezas a preocuparte por el aspecto que tienen tus hijos pequeños. Primero, te preocupas por el aspecto que tú tienes (te conviertes en un objetivo militar o en un póster de protesta), y luego, una vez realizado esto, empiezas a preocuparte por el aspecto que tienen tus hijos pequeños. Peinados imbéciles -púas lacadas-, una especie de efecto de escobilla color nogal. Combinaciones con magentas y marrones, trigo-y-colinabo-. Leer el resto de esta entrada »

En su novela “Crónica del pájaro que da cuerda al mundo”, Haruki Murakami deja en boca de su narrador estas palabras: “Podría decirse que las personas van cayendo en silencio, una tras otra, por el borde del mundo que me pertenece. Todas encaminan hacia allí sus pasos y, de repente, desaparecen”.

Como habréis leído y vuelto a leer lo marcado, hablamos un poco. Sí, el autor cae en una exageración, ese “todas” al inicio de la segunda oración suena a hipérbole; juega por tanto a llamar nuestra atención para reforzar su idea y encender nuestra luz de alarma, esa que tan anestesiada está en nuestra cabeza. Evidentemente, no todas las personas (espero y nadie me lo ha hecho saber así ni me lo ha parecido a mí) van desapareciendo de nuestras vidas. Pero sí es cierto, real, verdadero y comprobado que muchas personas dejan de “existir” Leer el resto de esta entrada »

El escritor noruego Kjell Askildsen gusta de no dejar títere con cabeza en sus relatos breves. En el recorte que os dejo a continuación afirma categóricamente y con maestría que los humanos somos estúpidos. ¿Es alguien capaz de contradecirle? ¿No somos los más estupidos de nuestro estrecho mundo? Cada cual que se responda a sí mismo. Me limito a dejaros leer; reflexionar es vuestro.

«Cada hora que pasa, el mundo se libra de miles de tontos. Piénsalo. ¿Te has parado alguna vez a pensar en la cantidad de estupidez almacenada que desaparece en el transcurso de un día? Imagínate todos los cerebros que dejan de funcionar, pues es ahí donde se almacena la estupidez. Y sin embargo, todavía queda mucha estupidez, porque algunos la han perpetuado en libros, y así se mantiene viva. Mientras la gente siga leyendo novelas, ciertas novelas que tanto abundan, la estupidez seguirá existiendo». Y añadí, un poco vagamente, lo confieso: «Por eso he venido a jugar una partida de ajedrez».

Final de “Ajedrez“, en Cuentos reunidos (Kjell Askildsen)

Quien quiera hacer una valoración o responder a estas palabras del autor noruego, aquí -en los comentarios- tiene su casa.

¡Salud!

Entrada patrocinada por Petros Markaris, que se nos va haciendo famoso en “puntasconresaka” (como si no lo fuera ya) y se convertirá en habitual o algo mejor.

¿Siempre resulta positivo compartir un problema con alguien escuchándonos al otro lado? La sabiduría popular, las series televisivas y el común de los occidentales pensamos que sí, pero aquí llega nuestro comisario favorito para poner en tela de juicio esta creencia tan arraigada. Veamos el caso:

Desde anoche me atormenta un dilema: ¿debo contar a Adrianí y a katerina* que me han apartado del servicio? Por lo general, compartir un problema con alguien es como pedir un préstamo: de momento representa un alivio, pero después hay que pagar a plazos la ayuda recibida. Si confieso el trance en que me hallo, sin duda me sentiré mejor, pero Adrianí se pondrá en pie de guerra para evitar (…) y me someterá a una auténtica represión: Además existen otros argumentos adicionales a favor del silencio:” y nos habla de no querer preocupar a su hija ni crear un ambiente de tensión para recibir -en cena familiar- a la pareja de ésta. Leer el resto de esta entrada »

¿Y por qué hoy? ¿Por qué no otro día, en otro momento?

Se cumple hoy precisamente el primer año de la muerte de Mihalis KaKoyannis, el eterno director de “Zorba el griego“. Y pretendo rendirle un homenaje por su contribución a la historia del cine a través de una película tan especial y realista como fuera aquel “Alexis Zorbas”, que todos conocemos como … el griego.

Y este pequeño tributo lo llevo a cabo con la ayuda silenciosa y carente de permiso de quienes van a ayudarme sin ni siquiera saberlo. Evidente es, y una gran suerte, el no ser la única persona a quien este filme le ha gustado o, incluso, cautivado, por lo que puedo permitirme el lujo de enlazar y aprovechar informaciones, opiniones, videoclips y demás información que otros/as dejaron en “las ondas”. Así que vamos a empezar:

Y comencemos con las actrices y actores que dieron vida a tan singulares personajes:

Aquí tenemos un muy buen artículo sobre la incombiustible y preciosa Irene Papas, viuda en este “Zorba”, y gran actriz siempre.

Irene Papas, actriz

Leer el resto de esta entrada »

Responde Kostas Jaristos a por qué aún no ha pedido cita para un dolor que apareció en su espalda y suelta una de sus perlas:

– Con el trabajo se me olvidó. Además, me encuentro muy bien, ya se me ha pasado. -Ésta es una de las razones de mi olvido, hace días que la espalda no me duele. Si algo no te molesta, no le molestes tú tampoco. Es una regla fundamental.”

Y, aunque me muestre muy de acuerdo con Jaristos cuando esa afirmación se refiere a casi cualquier tema, sé muy bien que no puedo apaludirla cuando de salud se trata. Leer el resto de esta entrada »

Kostas Jaristos, el protagonista de varias novelas de Petros Markaris, necesita cambiar el coche. Le convence de ello su mujer. Pero habiendo llegado a esa decisión, las dudas asaltan ahora su cabeza con otro dilema: ¿qué coche elegir? Y decide pedir consejo. Leamos las palabras del autor sobre lo que le ocurre al bueno del policía griego:

Al final me convencí de que el Mirafiori tenía ya cuarenta años (…)

Si con esa decisión se acabaron , o al menos menguaron mis tormentos psicológicos, mis suplicios como comprador no hicieron más qu empezar. No sabía qué coche comprarme. Cuando no sabes, preguntas. Y cuando preguntas acabas haciéndote un lío“. Leer el resto de esta entrada »

Aprovechando uno de los temas propuestos por mi profe de inglés sobre alguna persona que admiremos, se me ocurrió escribir algo que sirviera como redacción y como artículo para esta bitácora. Como, además, considero que aquellos a quienes admiramos dejan entrever mucho nuestros anhelos, personalidad o gustos, me pareció realmente… ¡perfecto! Y aproveché la ocasión.

Y hablando de aprovechar, tomo esta fecha (13 de mayo, mi segundo cumpleaños anual; ¡no pregunten!) para dar salida a estas líneas que considero más personales de lo habitual en esta aventura llamada “la casa de las puntas con resaka”.

Bueno, pues al lío…

Desde que tengo recuerdos, siempre he admirado a la gente que puede hacer algo que yo no puedo hacer y, además, me gusta hacer.

Supongo que la lista sería muy larga si pudiera recordarlos a todos, pero no es necesario. Hoy voy a explicar las caracteríeticas comunes de esa gnete y mostraros qué tipo de actividades han hecho y me gustan. Leer el resto de esta entrada »

Iniciamos nuestro recorrido sobre este “alumbramiento” sobre la crisis económica mundial (o su versión europea) con la explicación de un personaje sobre cómo se ha salvado a las entidades bancarias mientras a los demás se nos deja que nos ahoguemos tranquilamente (el caso Bankia acaba de saltar a la palestra). Leamos:

“- Si nosotros pagamos en las pistas*, las víctimas de los bancos pagaron con la ruina. Han perdido sus casas, no pueden devolver sus préstamos. Y los que provocaron el “dopaje”, los bancos, no sólo no han pagado sino que se les premia. Han cobrado miles de millones de los estados para poder seguir funcionando (…)  Muchos aceptaron lo que dijeron los gobiernos: que los bancos son unos lobos reconvertidos en corderitos (…) Cuando me di cuenta de que yo (…) premiaba con mis impuestos a los que crearon el dopaje financiero, monté en cólera. Y decidí castigarles, ya que no los castigaban aquellos que debían hacerlo.

*Nota: se refiere a los atletas cazados por dopaje.

Disculpad tanto pequeño paréntesis pero pretendo hacer llegar este pensamiento sin dañar la trama. Para mí, queda muy claro todo, por lo que por mucho que mereciese un comentario -alagándolo- me parece innecesario. Pero hay más… ¡Seguid leyendo!

Leer el resto de esta entrada »

Rabindranath Tagore no fue sólo un escritor o un poeta, ni siquiera se conformó con su propia filosofía, fue eso y mucho más.

Me acerqué a él por accidente, como tantas veces ocurre, al leer unos de sus versos que deberíamos aplicarnos pero que tanto nos cuesta poner en práctica. Entonces yo debía de estar estudiando BUP. Sucedió en casa de mi amigo Javi, y desde entonces nunca se me olvidó el nombre ni las palabras de este insigne bengalí.

Rabindranath Tagore

Hoy se cumplen años de su nacimiento (151, capicúa) y pretendo rendirle homenaje con este escueto artículo y con algunos de sus versos o enseñanzas.

Empezaré con aquellos versos leídos en aquella habitación.

No llores porque se oculta el sol,

pues las lágrimas no te dejarán ver las estrellas“. Leer el resto de esta entrada »

Un nuevo proyecto asoma sus orejas.

Su nombre es complicado, pero la realidad no tanto, así que trataré de explicarlo claramente y con brevedad.

Por supuesto, se trata de otra historia que necesitará de vuestra participación.

“Lo prometido”…

La idea es, y será, crear una narración completa con vuestra aportación en forma de votación y comentarios. Se tratará por tanto de desarrollar la historia por capítulos en los que al final de los cuales siempre haya que tomar una decisión, ¿cuál? No, “cúal” no. cuáles. Se os darán varias opciones y los autores trabajaremos en ellas mientras los lectores y lectoras vais depositando vuestro voto (por FB, TU o en nuestra web). Nosotros publicaremos las continuaciones en la propia página del Castra Servilia teniendo en cuenta el resultado de las votaciones. Y así, semana a semana, iremos hilando una apasionante historia sobre deporte, emociones, sentimientos, laberintos sociales y demás. Leer el resto de esta entrada »

No es una sorpresa, no. El pensamiento mágico está presente en todas las personas, culturas y edades, sí. Y éste determina, por ejemplo, que ante algunas casualidades queramos detectar una evidencia de nuestro sino. ¡Cómo nos gusta creernos importantes y que el mundo gira tomando nuestro ombligo como radio! Pero no es así. Y para explicároslo mejor, tiro de un escritor. Como dijera Bunbury “antes que nosotros lo dijeron otros mejor”.

“- Y así ocurre con todas las casualidades- dijo mi viejo.
(…)

– Veamos un ejemplo sencillo: me pongo a pensar en un amigo y, justo en ese momento, me llama por teléfono o llama a la puerta.
Mucha gente cree que una casualidad como ésta se debe a algo “sobrenautral”. Pero, otras veces, también pienso en este amigo y él no aparece por eso en casa. Y, adeás, en muchas ocasiones me llama sin que yo haya pensado en él. You see?

Asentí. Leer el resto de esta entrada »

Era este tal Miguel de Unamuno un tipo que gustaba de decir lo que sea a la cara; de intentar hacer reaccionar al pueblo con frases directas que atacaban su conformismo y su falta de reacción; de buscar esa reacción casi jugándose su propia salud al no calibrar bien las respuestas del público. Era así, o por lo menos es la versión que a mí me hizo llegar mi profesor de Literatura de tercero de BUP (A.S.).

De su vida se ha escrito, tal vez no suficiente, y se han realizado especiales como este del programa Fin de Siglo (Unamuno), pero yo siempre me quedaré con la presentación de esta persona y personaje que -como digo- nos hiciera don A. Serradilla. Ahora la necesidad de algún ente así es más que eso, es algo imprescindible. Todo se ha convertido en opiniones de parten de uno u otro bando y que pasan por su colador, perdiendo toda su esencia, perdiendo su identidad y olvidando cuáles son los problemas reales y que sólo con unión podremos salir del paso con energía y sin desmembrarnos por el camino.

Movimientos como el “15-M” han querido coger el testigo del “hasta aquí” y del “esto es lo que se debe cambiar”, pero su lucha parece haber perdido fuerza y sería un error que las voces y las reivindicaciones se fueran apagando. Un Unamuno hablando claro, un Valle-Inclán retratando nuestras miserias, necesitamos eso y no quedarnos sólo en eso, en escucharles en compartir sus opiniones, sino ir un paso más allá y luchar por ellas, desde la responsabilidad y sin paños calientes.

¡Suerte a todos! ¡Un nuevo año empieza, con todos los viejos vicios!

P.D.: ni su día de muerte ni el de su alumbramiento coinciden con la fecha de publicación de este artículo, pero a veces hay momentos en que es necesario no esperar más. Y un cambio de año debería ser algo más que un nuevo calendario. Leer el resto de esta entrada »

Más que alumbradas y acertadas las líneas de Ryu Murakami, quien habla de nuestra infectada sociedad, pegando duro sobre la dualidad moral y el servilismo de todos nosotros hacia lo establecido y publicitado. A ver si sabéis de qué país habla antes de llegar a la mitad del texto. Lo jodido es que podría ser cualquiera “civilizado” (qué sonrisa de maldad cada vez que utilizo esta palabra) y especialmente el que mejor conozco, el nuestro.

Leed, releed, pensad y disfrutad. ¡Que no todo en la vida son los placeres mundanos!

“No hay coherencia en la forma en que los padres y otros adultos te responden cuando eres niño. Y eso pasa sobre todo en este país, donde no existen criterios sólidos ni normas para juzgar lo que es importante. Los adultos viven pensando sólo en el dinero o en artículos que tienen un valor económico establecido, como las prendas de diseño. Los medios -televisión, periódicos, revistas, radio y lo que sea- están repletos de informaciones que ponen de manifiesto que lo único que quieren o les preocupa son el dinero y los bienes materiales. Desde los políticos hasta los burócratas, pasando por el trabajador de clase media que bebe el sake más barato en el banco de una terraza popular, todos muestran mediante su forma de vida que lo único que ansían es tener dinero. A veces se dan grandes aires y declaran “que el dinero no lo es todo”, pero lo único que hay que hacer para saber cuáles son sus verdaderas intenciones es obsrvar su comportamiento. Los semanarios serios critican que las chicas de bachillerato salgan en citas retribuidas, pero en el mismo número recomiendan salones de masaje eróticos a precios económicos y soaplands que abren a primera hora de la mañana. Deunucanian la corrupción de plíticos y bur´ñocratas y pero ofrecen consejos infalibles para comprar accciones y prometen transacciones inmobiliarias que son “uan ganga”. Y publican grandes reportajes ilustrados sobre “historias de éxito”, en los que aparecen las mansiones de los potentados de algún cabrón vestido con prendas y accesorios de diseño. Leer el resto de esta entrada »

Aquí está, a la hora fijada, tras el esfuerzo necesario y en el espacio abierto interestelar: Lo extraño de los extraños, segunda novela de mi amigo José Viera Cándido.

Y sí, este es un artículo publicitario. Su objetivo es que sepáis del lanzamiento internacional y cibernáutico de dicha novela y de la opción de descargárosla gratuitamente (durante unos días) desde la web deformología, del mismo autor.

Y con esto me despido. ¡Felices lecturas!

En las siguientes palabras de la abuela de la escritora o creadora de historietas se resume cómo debería ser nuestro comportamiento en las situaciones en que alguien, sin querer posiblemente o queriendo pero sin poderlo evitar, nos hace daño. Ésta debería ser nuestra respuesta:

“En la vida encontrarás a muchos imbéciles. Si te hieren, piensa que es su estupidez la que les empuja a hacerte daño. Así evitarás responder a su maldad. Porque no hay nada peor en el mundo que el rencor y la venganza… Mantén siempre tu dignidad, tu integridad y la fidelidad a ti misma“.  (Marjane Satrapi en “Persépolis“; Norma Editorial). Leer el resto de esta entrada »

Bueno, un hombre puede cambiar un código por otro, pero no puede eliminar el hábito de la obediencia, ¿sabes?” (Ken Follet en “Papel Moneda“).

Esta frase ha sido rescatada de una conversación entre un empleado de banca que ha ordenado un cheque millonario sin fondos y un amigo. Quien delinque, el primero, intenta explicarle al segundo que sabía que no debía hacerlo, que sabía que era negativo, ilegal e incluso peligroso. Sin embargo, su hábito de obedecer al superior (en este caso su director de banco), le ha llevado a realizar esa acción. Una acción que podría costarle muy caro: su empleo como poco.

Y la pregunta es: ¿realmente somos así?; ¿aceptamos normalmente las órdenes porque nuestra educaicón nos empuja a ello?; ¿cuándo nos rebelamos ante ellas? Leer el resto de esta entrada »

El amor es el ahnhelo de abrazar a una persona con fuerza y estar en el mismo lugar que ella. El deseo de abrazarla dejando fuera al mundo entero. La nostalgia del alma de encontrar un refugio seguro.
Orhan Pamuk (“La vida nueva”) Leer el resto de esta entrada »

En nuestro país, todos a engordar sus cuentas. No se sabe si por ganas de no trabajar o porque su talento -en caso de tenerlo- ya se les agotó, pero aquí los autodenominados artistas, no sueltan nada gratis. O, al menos, la mayoría.

Muy al contrario, el escritor británico John Le Carré ha donado su obra, los originales de la misma, para su estudio y uso gratuito. Y este J.L.C. no es que sea un desconocido que trata de hacerse sitio. Ni mucho menos. Es un autor reconocido, y varias de sus novelas han sido adaptadas al lenguaje cinematográfico. Tal vez la más conocida “El jardinero fiel” (“The constant gardener“), que criticaba las prácticas de las farmacéuticas en África. En novela y película se acusa a éstas de prácticas nada solidarias, contra la salud de los enfermos y de investigación con humanos: casi nada. Leer el resto de esta entrada »

Aldous Huxley nos ha legado un párrafon en el que nos aclara cómo empobrecemos nuestra vida y nuestras experiencias en contacto con los demás y por influencia de la opinión pública. El autor deja claro que todo es mucho más bello de lo que al final tendemos a valorar, pero que nuestro propio entorno nos hace contaminarlo con calificativos más mundanos o incluso soeces. Leer el resto de esta entrada »

LICENCIA General de esta bitácora

La Licencia mostrada a continuación es la que se aplicará por defecto y a toda la bitácora en general, a menos que en el artículo o categoría correspondiente aparezca otra licencia que sustituya a ésta. Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Por el respeto y el buen uso de NUESTRO IDIOMA

ESTAMOS ASOCIADOS CON…