You are currently browsing the tag archive for the ‘Proyectos Personales’ tag.

Acabó un nuevo año. Una fecha más. Y comienza otra “señal”.

Ha sido un tiempo productivo, pero quizá agotador, duro y de querer abarcar más de lo que uno (conociéndose, Aristóteles, conociéndose) puede llegar a asumir y realizar.

Para 2014… para dos mil catorce, tomar decisiones. Abandonar ciertas actividades en beneficio de otras. Elegir, muy difícil para mí. Anteponer algo a otro algo, o priorizar, que me dijeron hace poco. Palabras que, como digo, no son de las que al tratar de convertirlas en hechos se me dan bien.

El cambio debe producirse dentro de mí. Respirar, planificar, repensar, realizar, tener pausas y cambios a actividades no sólo distintas sino “saludables”, volver sobre lo que elegí querer o quise elegir y empezar de nuevo. Esto aplicado a cada “proyecto” ralentizará mucho cada uno de ellos, de ahí el priorizar, desistir de, o -ciertamente- abandonar algunos de ellos. Hasta otro momento quizá, sí, quizá sea más un “hasta luego” en algún caso que un “adiós”, pero mano agitándose en un puerto también será una imagen que se dará y ya planea en mi cabeza.

Lee el resto de esta entrada »

No es la primera vez, ni será la última. Sueltas lastre, esperas conseguir tiempo para dedicarte a objetivos o planes que ya vienes rumiando desde hace tiempo y… Otros planes aparecen, más urgentes o cuyo peso (heredado, social, adquirido o propio) no te permite posponerlos. ¿Quiénes se quedan fuera? Esos asuntos u objetivos que venías planteándote y que pasan a un segundo plano para dejar paso (tiempo) a los más “pesados” o ahora entendidos como necesarios.

El ejemplo que pongo (¿para qué irnos más lejos?) soy yo mismo. Y así me ahorro valoraciones hacia otras personas y, con ello, algún posible malentendido.

¿Cuánto tiempo lleva Israel deseando tocar un instrumento musical o al menos intentarlo? No sé la respuesta exacta, pero sí que llegó (llegué en realidad) a comprarme un cajón flamenco. ¡Tan monísimo como lleno de polvo! “¡A estrenar!”, que dirían en un anuncio de “vendo…” Lee el resto de esta entrada »

El tiempo vuela. Las horas parecen cometas. Y los días… ¡”pa” qué hablar de ellos! No ha empezado uno y ya ha terminado el siguiente.

Sea por complicaciones que uno mismo va inventando; por ocupaciones o sugerencias saludables; por la cotidianeidad algo cansina del trabajo, el hogar, “lo básico”; o por todo lo contrario: lo extraordinario, que acaba dando sentido a cada segundo empleado, el caso es que pasan las horas que son días y al instante son… diré meses, porque no me llamen exagerado (¡¡años, coño, años!!).

El caso es… mi caso es, corrijo… Mi ejemplo aporta claridad al problema. Demasiado hacer y querer hacer, demasiado planear y esperar para más planear, demasiado “a ver si dejo descansar aunque sea el cuerpo” (lo de la cabeza…) y erre que erre y dale que dale. Al final, víctima de mi propia ansia por hacer y querer hacer; lo que decíamos. Y con todo ello no he podido más que descuidar esta bitácora, este proyecto. ¿El futuro? Los días, que son semanas que se convierten en años parecen caminar hacia una cada vez menor actividad por este lado internáutico y mayor por el flanco “real”. Ando enfrascado en proyectos de otra naturaleza (y los que irán llegando, espero) y más ocupado de lo normal con el “pretrabajo”, esas horas de crear previas a la labor que se ve.

Lee el resto de esta entrada »

Sí, hoy nos ha dado por resumir el año y esta vez no es un “nos” figurado: en todas las cadenas televisivas, las radios, periódicos… Por todos lados hay resúmenes. Éste es el mío, mucho más interesante, por supuesto (al menos para mí).
El año 12 se va y con él algunas de las experiencias acumuladas, muchas de ellas, al contrario de lo que la generalidad se empeña en autoagenciarse, positivas.
Así, la familia ha crecido. Un sobrino ha venido a llenar huecos y redecorar nuestras vidas. Más visitas a los nuevos abuelos, más ver a sus padres y mucho Aitor, que así se llama “el chiquitín”.
Pero “la familia” no sólo ha crecido por “el lado de la sangre”, también se va acumulando nueva gente a ese bloque de relaciones sociales, más o menos cercanas, y se hemos recuperado a otras personas. Todos ellos y ellas entretienen mi tiempo y me arrancan alguna sonrisa. Evidentemente también se ha dado el caso contrario, pero eso ocurrirá siempre porque ni yo tengo para todos ni todos pueden tener para mí: ley natural.
Por otro lado, la vuelta al deporte ha sido positiva. Al menos en algunos aspectos. No, no he sido olímpico ni lo seré nunca: esa guerra hace años que se dio por perdida. Sin embarbo, he disfrutado mucho de la vuelta a la competición, de aficionados sí, pero competición.
Tocando otros asuntos , y por eso de “desarrollarse en todos los aspectos poliédricos de la personalidad” (imposible), hemos dado algún pasito en lo creativo. Alguna pequeña historia o relato. Estas últimas semanas más, pues gracias a la otra novedad que especifico más abajo, he tenido que ponerme las pilas con algún encargo. Lee el resto de esta entrada »

LICENCIA General de esta bitácora

La Licencia mostrada a continuación es la que se aplicará por defecto y a toda la bitácora en general, a menos que en el artículo o categoría correspondiente aparezca otra licencia que sustituya a ésta. Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Por el respeto y el buen uso de NUESTRO IDIOMA

ESTAMOS ASOCIADOS CON…