You are currently browsing the tag archive for the ‘Psicología Social’ tag.

Estos últimos días, tan entrañables y socialmente correctos, he tenido la ocasión de ver, charlar e intercambiar anécdotas, opiniones e información con gente que habitualmente no tengo cerca, al menos o ante todo, físicamente hablando. Tal vez sea lo más interesante de las vacaciones navideñas (para quienes las disfrutamos) y quizá me haya servido para coger una cierta distancia y analizar si somos quienes éramos, si tanto hemos cambiado o no y -lo primordial- si esta nueva versión mejora la anterior o… Sí, suena como es y es como suena.

Con la ventaja que supone el que por aquí ya no pasa casi nadie a dejarse la vista, me felicito por poder exponer de manera más cruda esas pequeñas luces que a veces se encienden en mi cabeza. Hoy, como va quedando claro: ¡Cómo hemos cambiado!

El coincidir, reunirse, hablar con personas que no ves tan a menudo supone una ventaja respecto a nuestro círculo más cercano y habitual. A saber: los cambios son algo más evidentes, al dejar un tiempo entre encuentro y encuentro, que esas “pequeñas adaptaciones” que sufrimos o promocionamos cada cual en nuestros propios gustos, actitudes, habilidades, compañías, valores… En nuestra personalidad, al fin y al cabo. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Hay ocasiones en que se te ocurren (o escribes) frases sentenciosas dentro de una conversación. Hoy se ha dado uno de esos momentos “mágicos” y, por qué no, me apetece compartirlo. Cumpleaños de una colega, diálogo de “wasap” y…

Ella: yo también me voy a buscar un jovenzuelo 😉

Yo (Isra): la juventud y la belleza visten mucho; la personalidad dura para siempre. Lee el resto de esta entrada »

Nadie sabe si siempre ha sido así. Nadie vive eternamente para traernos un testimonio real que nos muestre esa realidad sostenida en el tiempo. Pero algo sí es cierto. Esto sucede. Está sucediendo. (A algunos) nos está sucediendo.

Mujeres y hombres, hombres y mujeres. Todos mal-llevamos el paso del tiempo. Unas y unos más que otras y otros. Quienes siempre han gozado del favor del público, aquellas personas a quienes nunca les ha faltado alguien que les mire al entrar en una oficina, en un aula o en un bar, lo sufren más. El tiempo hace su camino, sin mirar atrás y sin preocuparse de los demás. Los cuerpos, a merced de la ley de la naturaleza y su pacto con el tiempo, van “debilitándose”, van perdiendo atractivo, van dejando de interesar al nivel que llegaron a ser admirados y demandados por la mayoría. Y más pronto que tarde llega la puntilla: otros rostros, otras caderas, otros escotes, otros hombros, otras bocas y labios, otras personas al fin, ocupan de repente esa atención. Las miradas se dirigen a ellas, antes, en primera instancia, y después vuelven a “nosotros”, pero sin la alarma de la atracción tan encendida, más bien acostumbrada, habituada a “nuestra” presencia, nuestra belleza, en fuga. Lee el resto de esta entrada »

No seré tan tajante. No me dejaré llevar por la lectura de un artículo maravilloso de Luis Muiño. Pero sí cuestionaré algo ya de por sí muy en tela de juicio, como es celebgrar como celebramos las fiestas navideñas. ¿Es necesario “tanto enreo”? ¿Por qué es “obligatorio” ser felices? ¿No voy a poder escuchar buena música en nintún sitio estando fuera de casa? Y sobre todo, leed:

“En estas fechas tan señaladas”.

El protagonismo, todo para él.

Los excesos, me temo, todos para nosotros. Deberíamos ser algo más sinceros con nosotros mismos: felicitar sólo a quienes nos apetezca o de quién nos acordemos de veras; abrazar a quien solemos abrazar; estar contentos o no según nos levantemos; cantar lo que nos apetezca… Hay que intentar disfrutar, liberarse de las cargas del año y pasarlo bien, pero sólo si nos apetece. Lee el resto de esta entrada »

LICENCIA General de esta bitácora

La Licencia mostrada a continuación es la que se aplicará por defecto y a toda la bitácora en general, a menos que en el artículo o categoría correspondiente aparezca otra licencia que sustituya a ésta. Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Por el respeto y el buen uso de NUESTRO IDIOMA

ESTAMOS ASOCIADOS CON…