You are currently browsing the tag archive for the ‘Recomendamos… lecturas’ tag.

Me complace comunicar que desde hace ya casi un mes la novela “Bristol” está disponible en la web de amazon para vuestro disfrute.

Se trata de la primera obra de ficción que publico. Una novela corta.

Las opiniones de los primeros lectores y lectoras son muy favorables, despertando incluso el entusiasmo del que suscribe. Entre otras valoraciones, cabe destacar palabras como sorprendente, entretenida, giro inesperado o el final más certero. Lee el resto de esta entrada »

Hoy, y tras mucho tiempo sin compartir reflexiones propias ni ajenas por este canal, quiero dejaros algo. Se trata de un pensamiento de Marta, personaje de la novela “Si mañana muero” de Eugenio Fuentes. Y es éste:

Ella misma no había perdido la fe en las ideas socialistas, pero había deducido que ser revolucionaria ya no consistía en seguir luchando ingenuamente por las utopías, sino en aceptar que las utopías no se realizarían nunca, que el ser humano estaba genéticamente incapacitado para alcanzarlas y que, por tanto, lo verdaderamente revolucionario era conformarse con establecer la dignidad, el bienestar y la justicia en las pequeñas parcelas de la vida cotidiana y entre las personas que la rodeaban.”

 

Mi parte la dejo aquí, a continuación. Como bien sabemos en España, dentro de poco más de una semana nos toca votar para elegir nuevo presidente y gobierno. Es evidente que las distintas opciones no acaban de convencer completamente, ni siquiera aquellas que vinieron a aportar un aire nuevo. Sin embargo, Lee el resto de esta entrada »

Reflexión de un pensador polaco: Hay gente fantástica a la que se conoce en mal momento. Y hay gente que es fantástica porque se la conoce en el momento adecuado“.

Según David Foenkinos en “La delicadeza“, Lee el resto de esta entrada »

Llevo años así. Unas veces sin ni siquiera darme cuenta. Otras, me golpea como una hoja caída, con suavidad, el rostro de mi entendimiento. En escasos momentos, me saca una estentórea carcajada que ratumba en los rincones de mi habitación o se extiende por el paisaje que me rodea, amigable. Su filo, a veces, penetra hasta mi profundidad y enciende mis neuronas o prende una alarmante llama en mi músculo de latir. Lee el resto de esta entrada »

¿Se tratará de un reflexión personal? ¿Más bien de una valoración de la experiencia de otros o de lo que haya visto a su alrededor el autor? ¿Será tan solo una manera de crear un personaje algo desarraigado del amor entendido como “pareja para toda la vida”? Todas estas dudas y muchas otras nos pueden asaltar al leer las siguientes líneas de la novela “Las manos del pianista“. Aproximen su atención a ellas, reléanlas y opinen o, al menos, párense a pensar en la razón por la que Eugenio Fuentes, escritor extremeño, usa este “encabezamiento” para acercarnos al personaje de Martín Ordiales en la nombrada obra. Con ustedes…

Vivía solo y si no se había unido hasta entonces a ninguna mujer no era porque le hubieran faltado candidatas y amantes dispuestas a darle a su relación un carácter más trascendente. Fue porque él se negó siempre a aceptar un compromiso en el que renunciar sería más frecuente que compartir. Pero nunca había considerado que ellas fueran las responsables de su falta de fe. Era él mismo, de algún modo incapacitado para el entusiasmo sin el cual todo juramento de eterno amor, eterna fidelidad y eterna compañía le parecía una falacia y una locura. Además, sabía que pedía mucho, que quizá pedía demasiado: la mujer que se ama no basta con que sea aquella de la que uno está seguro de que nunca te hará daño; es necesario también estar seguro de que es aquella que te hará feliz. De modo que, a los cuarenta y dos años, había creído que su corazón sólo era una víscera. Martín Ordiales ya no esperaba ninguna bienaventuranza.” Lee el resto de esta entrada »

“Tres necesidades acompañan al hombre hasta la tumba: mear, cagar y el deseo de venganza”.

Esto afirma Petros Markaris a través de sus personajes. Siendo indiscutibles las dos primeras, e incluyendo si se quiere la necesidad de beber y comer, podríamos hablar mucho más a cerca de la tercera afirmación y su veracidad.

¿Necesitamos vengarnos? ¿A qué nivel? ¿De qué afrentas, dolores, acciones, es decir, por qué motivos o cuáles son los más comunes?

Lee el resto de esta entrada »

Kostas Jaritos, policía ateniense lleva casado varios (muchos) años con Adrianí. Tras un infarto y el abandono del tabaco, Adrianí quiere porhibirle también el café a Kostas Jaritos y él aprovecha para reflexionar sobre tan sagrado sacramento. Sí, tendremos en cuenta que puede tratarse del calentón del momento y que en ocasiones sólo parecemos acordarnos de lo que nos incomoda, olvidando buenos momentos. Lee el resto de esta entrada »

El año pasado y este están siendo muy fructíferos para mí en cuanto a Literatura leída. Además, en muchos casos, he contado con la fortuna de encontrarme (gracias a recomendaciones, hallazgos y casualidades) con autores que me han resultado frescos y poco miedosos a la hora de construir historias y mostrarlas con sus opiniones propias y las crudezas de sus personajes. Incluso, en ocasiones, me he tropezado con pequeños “discursos” que retratan nuestra sociedad desde un punto de vista personal. Entre ellos, las palabras de Martin Amis que nos hacen visualizar alguna extraña ansia en el comportamiento del ser humano. Todo vuestro.

Todo está trastocado. Los viejos se esfuerzan por ser jóvenes, como han hecho siempre, y como todos hacemos, pues la juventud sigue siendo el modelo. Pero los jóvenes se esfuerzan ahora por ser viejos; ¿y qué supone esto? Guedejas grises, rostros resueltamente pálidos, pasos y gestos de lisiado, maquillajes de bruja de guiñol, muletas, collarines, soportes ortopédicos y luego lo siguiente. Empiezas a preocuparte por el aspecto que tienen tus hijos pequeños. Primero, te preocupas por el aspecto que tú tienes (te conviertes en un objetivo militar o en un póster de protesta), y luego, una vez realizado esto, empiezas a preocuparte por el aspecto que tienen tus hijos pequeños. Peinados imbéciles -púas lacadas-, una especie de efecto de escobilla color nogal. Combinaciones con magentas y marrones, trigo-y-colinabo-. Lee el resto de esta entrada »

El escritor noruego Kjell Askildsen gusta de no dejar títere con cabeza en sus relatos breves. En el recorte que os dejo a continuación afirma categóricamente y con maestría que los humanos somos estúpidos. ¿Es alguien capaz de contradecirle? ¿No somos los más estupidos de nuestro estrecho mundo? Cada cual que se responda a sí mismo. Me limito a dejaros leer; reflexionar es vuestro.

«Cada hora que pasa, el mundo se libra de miles de tontos. Piénsalo. ¿Te has parado alguna vez a pensar en la cantidad de estupidez almacenada que desaparece en el transcurso de un día? Imagínate todos los cerebros que dejan de funcionar, pues es ahí donde se almacena la estupidez. Y sin embargo, todavía queda mucha estupidez, porque algunos la han perpetuado en libros, y así se mantiene viva. Mientras la gente siga leyendo novelas, ciertas novelas que tanto abundan, la estupidez seguirá existiendo». Y añadí, un poco vagamente, lo confieso: «Por eso he venido a jugar una partida de ajedrez».

Final de “Ajedrez“, en Cuentos reunidos (Kjell Askildsen)

Quien quiera hacer una valoración o responder a estas palabras del autor noruego, aquí -en los comentarios- tiene su casa.

¡Salud!

Entrada patrocinada por Petros Markaris, que se nos va haciendo famoso en “puntasconresaka” (como si no lo fuera ya) y se convertirá en habitual o algo mejor.

¿Siempre resulta positivo compartir un problema con alguien escuchándonos al otro lado? La sabiduría popular, las series televisivas y el común de los occidentales pensamos que sí, pero aquí llega nuestro comisario favorito para poner en tela de juicio esta creencia tan arraigada. Veamos el caso:

Desde anoche me atormenta un dilema: ¿debo contar a Adrianí y a katerina* que me han apartado del servicio? Por lo general, compartir un problema con alguien es como pedir un préstamo: de momento representa un alivio, pero después hay que pagar a plazos la ayuda recibida. Si confieso el trance en que me hallo, sin duda me sentiré mejor, pero Adrianí se pondrá en pie de guerra para evitar (…) y me someterá a una auténtica represión: Además existen otros argumentos adicionales a favor del silencio:” y nos habla de no querer preocupar a su hija ni crear un ambiente de tensión para recibir -en cena familiar- a la pareja de ésta. Lee el resto de esta entrada »

Don Ramón María del Valle Inclán fue uno de nuestros genios escritores. Y hoy se cumplen años, muchos, de su muerte, allá por el 36, un número tan bello como problemático fue aquel año en España (1936).

Y no podía dejar pasar esta ocasión para arrodillarme ante la figura, eternamente barbuda, de Valle Inclán. Por ello, y más que con mis propias palabras, rescato algún que otro documento sonoro y otros enlaces interesantes: para aceraros al escritor, al genio y al personaje.

Ramón María del Valle-Inclan

Lee el resto de esta entrada »

Rescato esta reflexión de la boca de uno de los personajes secundarios de “Contrarreloj” (Eugenio Fuentes, 2009) y os invito a su lectura y a pensar en ello:

Siempre he creído que hay dos juguetes imprescindibles para cualquier niño: un balón y una bicicleta. El balón para jugar en equipo y aprender a respetar al adversario, a cumpliar las reglas pactadas y a evitar tanto la humillación como la arrogancia, y la bicicleta para aprender el valor del sacrificio individual y del esfuerzo y del dolor y para conocerse a sí mismo.”

Como decía estas palabras son soltadas al aire por un personaje, el abuelo de un ciclista. Y él mismo se las cuestiona después. Y, precisamente, a eso vengo yo, a cuestionar algo que parece tan evidente. Lee el resto de esta entrada »

“… Los vicios de moda pasan por virtudes” Moliére, “Don Juan“.

Creo que no merece la pena añadir ninguna reflexión propia.

Os enlazo, eso sí, otras frases del dramaturgo francés que os pueden resultar interesantes. (¡Más!) Lee el resto de esta entrada »

Hay aspectos de la vida que están, o deberían estar, más allá del ser humano, las circunstancias y el paso del tiempo. Por eso, en momentos como éstos en los que todo se ha puesto tan difícil para tantas y tantas personas, nos damos cuenta de que todo habría ido mejor si existiese una calidad moral y una educación moral reales en la sociedad, tanto como conjunto de individuos, como de manera individual, que es realmente la que nos hace sentirnos responsables de nuestros actos y decisiones. Responsabilidad es la otra palabra que debería estar de moda y en la boca de todos, pero me temo que hace tiempo que no es así; sólo hay que estar atento a las noticias para darse cuenta al instante.

Os dejo con la reflexión lúcida e irrepetible de Michel Houellebecq, que de eso se trataba:

La moral pura es única y universal. No sufre ninguna alteración en el transcurso del tiempo, ni tampoco ninguna añadidura. No depende de ningún factor histórico, económico, sociológico o cultural; no depende de nada en absoluto. No está determinada y determina. No está condicionada y condiciona. En otras palabras: es un absoluto. Lee el resto de esta entrada »

Responde Kostas Jaristos a por qué aún no ha pedido cita para un dolor que apareció en su espalda y suelta una de sus perlas:

– Con el trabajo se me olvidó. Además, me encuentro muy bien, ya se me ha pasado. -Ésta es una de las razones de mi olvido, hace días que la espalda no me duele. Si algo no te molesta, no le molestes tú tampoco. Es una regla fundamental.”

Y, aunque me muestre muy de acuerdo con Jaristos cuando esa afirmación se refiere a casi cualquier tema, sé muy bien que no puedo apaludirla cuando de salud se trata. Lee el resto de esta entrada »

Estas anécdotas que suelen suceder. Sí, eso de “estoy buscando algo y me encuentro con otro asunto, que mucho no tiene que ver, pero que me gusta y me interesa más que lo que buscaba y me ha llevado a esto”. Así ocurrió. Simple. Habitual. Pero no por ello menos atrayente.

Ya no recuerdo bien qué buscaba, pero con “Extremadura Secreta” me encontré. Una bitácora que habla tan pronto de mitos, ritos y creencias, bestiario, tesoros, como de tantos otros aspectos semidesconocidos o casi olvidados de nuestra cultura y tradición extremeñas. Y además incluye en algunos artículos, videoclips. Todo muy completito y, ante todo, muy digno de consulta. Lee el resto de esta entrada »

Kostas Jaristos, el protagonista de varias novelas de Petros Markaris, necesita cambiar el coche. Le convence de ello su mujer. Pero habiendo llegado a esa decisión, las dudas asaltan ahora su cabeza con otro dilema: ¿qué coche elegir? Y decide pedir consejo. Leamos las palabras del autor sobre lo que le ocurre al bueno del policía griego:

Al final me convencí de que el Mirafiori tenía ya cuarenta años (…)

Si con esa decisión se acabaron , o al menos menguaron mis tormentos psicológicos, mis suplicios como comprador no hicieron más qu empezar. No sabía qué coche comprarme. Cuando no sabes, preguntas. Y cuando preguntas acabas haciéndote un lío“. Lee el resto de esta entrada »

Iniciamos nuestro recorrido sobre este “alumbramiento” sobre la crisis económica mundial (o su versión europea) con la explicación de un personaje sobre cómo se ha salvado a las entidades bancarias mientras a los demás se nos deja que nos ahoguemos tranquilamente (el caso Bankia acaba de saltar a la palestra). Leamos:

“- Si nosotros pagamos en las pistas*, las víctimas de los bancos pagaron con la ruina. Han perdido sus casas, no pueden devolver sus préstamos. Y los que provocaron el “dopaje”, los bancos, no sólo no han pagado sino que se les premia. Han cobrado miles de millones de los estados para poder seguir funcionando (…)  Muchos aceptaron lo que dijeron los gobiernos: que los bancos son unos lobos reconvertidos en corderitos (…) Cuando me di cuenta de que yo (…) premiaba con mis impuestos a los que crearon el dopaje financiero, monté en cólera. Y decidí castigarles, ya que no los castigaban aquellos que debían hacerlo.

*Nota: se refiere a los atletas cazados por dopaje.

Disculpad tanto pequeño paréntesis pero pretendo hacer llegar este pensamiento sin dañar la trama. Para mí, queda muy claro todo, por lo que por mucho que mereciese un comentario -alagándolo- me parece innecesario. Pero hay más… ¡Seguid leyendo!

Lee el resto de esta entrada »

Rabindranath Tagore no fue sólo un escritor o un poeta, ni siquiera se conformó con su propia filosofía, fue eso y mucho más.

Me acerqué a él por accidente, como tantas veces ocurre, al leer unos de sus versos que deberíamos aplicarnos pero que tanto nos cuesta poner en práctica. Entonces yo debía de estar estudiando BUP. Sucedió en casa de mi amigo Javi, y desde entonces nunca se me olvidó el nombre ni las palabras de este insigne bengalí.

Rabindranath Tagore

Hoy se cumplen años de su nacimiento (151, capicúa) y pretendo rendirle homenaje con este escueto artículo y con algunos de sus versos o enseñanzas.

Empezaré con aquellos versos leídos en aquella habitación.

No llores porque se oculta el sol,

pues las lágrimas no te dejarán ver las estrellas“. Lee el resto de esta entrada »

Buenas, hoy me quiero hacer eco de una noticia que no sé si ha tenido eco o no, ni si lo tendrá.

Ha sucedido en Italia, ese país al que muchos españoles se empeñan en mirar por encima del hombro, pero que a veces nos da lecciones. Y precisamente de eso trata este escueto artículo.

En dicho país las protestas a través de las redes han parado algo. Las manifestaciones de los “indignados” (palabra de moda), cabreados o hasta-los-cojones-de-abusos, vecinos nuestros todos, han conseguido que no se compren otros 400 coches oficiales para que los bienintencionados y sufridos políticos “azurri” se paseen allá por donde quieran.

Aunque no siempre funcione ni siempre vaya a funcionar, lo que no podemos es rendirnos y esperar que otros resuelvan nuestros problemas. O que una racha de viento borre todos estos últimos años de salvajismo económico y nos despertemos en el país de las maravillas, rodeados de comodidades y sin obligaciones. Nuestro deber es y será vigilar a poderosos y políticos, denunciar cada situación injusta y bochornosa, y no parar hasta que ellas vayan desapareciendo. Lee el resto de esta entrada »

Recordamos algunas reflexiones de este “narrador del siglo XX”, este polaco que quiso mostrarnos el mundo tal cual, inmiscuyéndose en sus intrahistorias, intentando entender además de registrar los hechos. Tratando siempre, Kapuscinski, de poner por delante de todo los hechos. Y no vamos a empezar con “Ébano“, tremenda obra donde se retrata la complejidad de un continente, el africano,  y -sobre todo- cómo se puede inventar una guerra racial entre personas de una misma raza. Eso lo dejamos para otra ocasión.

Prefiero, hoy, como homenaje a este escritor el día de su nacimiento, rescatar algunas declaraciones o reflexiones sobre nuestro mundo, los cambios que estamos viviendo (o ya se han producido) y cómo nada es lo que nos cuentan. Para iniciarnos, unas líneas sobre la juventud, esa parte de nuestra sociedad, tan importante a la que siempre miramos con cierto reparo.

Y afirma R.K. lo sieguiente: “En efecto, los jóvenes, por definción, están destinados a vencer. ¿Por qué? Pues por la sencilla razón de que son más jóvenes, y por eso mismo pertenecen a una época y una civilización en las que quien es más viejo es ya incapaz de seguir su estela. Mi sugerencia es, por tanto, la de no olvidarlo y, en lugar de combatirlos ciegamente y sin hacer ningún esfuerzo por ver las cosas desde su pespectiva, intentar antes que nada una solución de compromiso. No hay otra vía. Vencerán, de todos modos; aunque sólo sea porque cuando estemos muertos y enterrados ellos seguirán aquí. Quien sigue creyendo que la experiencia acumulada o los éxitos obtenidos tienen que proporcionar automáticamente el respeto y la aceptación de los demás, se equivoca de todas formas. (…) La edad hoy en día es una carga. Desde siempre, en tiempos de crisis y grandes cambios (…) se asiste a la liquidación de las estructuras jerárquicas precedentes. (…) De hecho adultos y ancianos, no quieren darse cuenta y aceptar la nueva situación, y permanecen aferrados a un privilegio de datos personales que ya no tiene razón de ser. (…) Y no me refiero solamente a la distancia que existe entre un quinceañero y alguien de sesenta y cinco años, sino también a la diferencia abismal que existe entre un quinceañero y quien tiene veinticinco. La relación entre generaciones nunca ha sido tan dramática y precaria como ahora“. Lee el resto de esta entrada »

Se disfrazan de Alaska, inventan un par de palabrejas más y se ríen de todo.  Sí, son -eran- ellos:  los de Muchachada (y “La hora Chanante”). Son unos genios.

El caso es que te encuentras con este video de casualidad. Pinchas, dejas cargar y ¡a curiosear! Y de repente “te tronchas” y entiendes por qué te gustan tanto. Y te quedas sin palabras, aunque a mí no se me note.

Por eso os dejo ya con este pequeño show¡Disfruten!

Lee el resto de esta entrada »

No es una sorpresa, no. El pensamiento mágico está presente en todas las personas, culturas y edades, sí. Y éste determina, por ejemplo, que ante algunas casualidades queramos detectar una evidencia de nuestro sino. ¡Cómo nos gusta creernos importantes y que el mundo gira tomando nuestro ombligo como radio! Pero no es así. Y para explicároslo mejor, tiro de un escritor. Como dijera Bunbury “antes que nosotros lo dijeron otros mejor”.

“- Y así ocurre con todas las casualidades- dijo mi viejo.
(…)

– Veamos un ejemplo sencillo: me pongo a pensar en un amigo y, justo en ese momento, me llama por teléfono o llama a la puerta.
Mucha gente cree que una casualidad como ésta se debe a algo “sobrenautral”. Pero, otras veces, también pienso en este amigo y él no aparece por eso en casa. Y, adeás, en muchas ocasiones me llama sin que yo haya pensado en él. You see?

Asentí. Lee el resto de esta entrada »

LICENCIA General de esta bitácora

La Licencia mostrada a continuación es la que se aplicará por defecto y a toda la bitácora en general, a menos que en el artículo o categoría correspondiente aparezca otra licencia que sustituya a ésta. Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Por el respeto y el buen uso de NUESTRO IDIOMA

ESTAMOS ASOCIADOS CON…