You are currently browsing the tag archive for the ‘Relaciones’ tag.

El mundo está hecho para las malas personas. Nosotros somos buenos. ¡A ver cómo arreglamos esto!

 

(Reflexión al despertar de una siesta que no he dormido).

Hay ocasiones en que se te ocurren (o escribes) frases sentenciosas dentro de una conversación. Hoy se ha dado uno de esos momentos “mágicos” y, por qué no, me apetece compartirlo. Cumpleaños de una colega, diálogo de “wasap” y…

Ella: yo también me voy a buscar un jovenzuelo 😉

Yo (Isra): la juventud y la belleza visten mucho; la personalidad dura para siempre. Lee el resto de esta entrada »

¿Se tratará de un reflexión personal? ¿Más bien de una valoración de la experiencia de otros o de lo que haya visto a su alrededor el autor? ¿Será tan solo una manera de crear un personaje algo desarraigado del amor entendido como “pareja para toda la vida”? Todas estas dudas y muchas otras nos pueden asaltar al leer las siguientes líneas de la novela “Las manos del pianista“. Aproximen su atención a ellas, reléanlas y opinen o, al menos, párense a pensar en la razón por la que Eugenio Fuentes, escritor extremeño, usa este “encabezamiento” para acercarnos al personaje de Martín Ordiales en la nombrada obra. Con ustedes…

Vivía solo y si no se había unido hasta entonces a ninguna mujer no era porque le hubieran faltado candidatas y amantes dispuestas a darle a su relación un carácter más trascendente. Fue porque él se negó siempre a aceptar un compromiso en el que renunciar sería más frecuente que compartir. Pero nunca había considerado que ellas fueran las responsables de su falta de fe. Era él mismo, de algún modo incapacitado para el entusiasmo sin el cual todo juramento de eterno amor, eterna fidelidad y eterna compañía le parecía una falacia y una locura. Además, sabía que pedía mucho, que quizá pedía demasiado: la mujer que se ama no basta con que sea aquella de la que uno está seguro de que nunca te hará daño; es necesario también estar seguro de que es aquella que te hará feliz. De modo que, a los cuarenta y dos años, había creído que su corazón sólo era una víscera. Martín Ordiales ya no esperaba ninguna bienaventuranza.” Lee el resto de esta entrada »

Acabó un nuevo año. Una fecha más. Y comienza otra “señal”.

Ha sido un tiempo productivo, pero quizá agotador, duro y de querer abarcar más de lo que uno (conociéndose, Aristóteles, conociéndose) puede llegar a asumir y realizar.

Para 2014… para dos mil catorce, tomar decisiones. Abandonar ciertas actividades en beneficio de otras. Elegir, muy difícil para mí. Anteponer algo a otro algo, o priorizar, que me dijeron hace poco. Palabras que, como digo, no son de las que al tratar de convertirlas en hechos se me dan bien.

El cambio debe producirse dentro de mí. Respirar, planificar, repensar, realizar, tener pausas y cambios a actividades no sólo distintas sino “saludables”, volver sobre lo que elegí querer o quise elegir y empezar de nuevo. Esto aplicado a cada “proyecto” ralentizará mucho cada uno de ellos, de ahí el priorizar, desistir de, o -ciertamente- abandonar algunos de ellos. Hasta otro momento quizá, sí, quizá sea más un “hasta luego” en algún caso que un “adiós”, pero mano agitándose en un puerto también será una imagen que se dará y ya planea en mi cabeza.

Lee el resto de esta entrada »

Kostas Jaritos, policía ateniense lleva casado varios (muchos) años con Adrianí. Tras un infarto y el abandono del tabaco, Adrianí quiere porhibirle también el café a Kostas Jaritos y él aprovecha para reflexionar sobre tan sagrado sacramento. Sí, tendremos en cuenta que puede tratarse del calentón del momento y que en ocasiones sólo parecemos acordarnos de lo que nos incomoda, olvidando buenos momentos. Lee el resto de esta entrada »

En su novela “Crónica del pájaro que da cuerda al mundo”, Haruki Murakami deja en boca de su narrador estas palabras: “Podría decirse que las personas van cayendo en silencio, una tras otra, por el borde del mundo que me pertenece. Todas encaminan hacia allí sus pasos y, de repente, desaparecen”.

Como habréis leído y vuelto a leer lo marcado, hablamos un poco. Sí, el autor cae en una exageración, ese “todas” al inicio de la segunda oración suena a hipérbole; juega por tanto a llamar nuestra atención para reforzar su idea y encender nuestra luz de alarma, esa que tan anestesiada está en nuestra cabeza. Evidentemente, no todas las personas (espero y nadie me lo ha hecho saber así ni me lo ha parecido a mí) van desapareciendo de nuestras vidas. Pero sí es cierto, real, verdadero y comprobado que muchas personas dejan de “existir” Lee el resto de esta entrada »

Como ya comenté aquí mismo en algún artículo anterior, hay gente estupenda, maravillosa y especial. Y no son minoría, no. Simplemente cuesta mostrarse así, pero son muchas estas personas. A pesar de lo feo del panorama (social y económico), a pesar de que nunca tenemos tiempo de nada, a pesar de nuestros maloshumores o de tantos otros detalles, con darnos la oportunidad de enseñar nuestra cara buena, con tener un instante de tranquilidad y cercanía con los demás, somos capaces de hacer llegar esa idea de persona maravillosa a cualquiera.

Démonos la oportunidad, respiremos un poco más, mostremos nuesta mejor cara. No estemos esperando a que nos lo pongan fácil para llegar a ese nivel, luchemos con nosotros mismos y nuestras circunstancias por estar siempre más cerca de esa realidad que de la otra, nuestra cara apática.

Abrazos y disfrutemos de nuestros días.

Nadie sabe si siempre ha sido así. Nadie vive eternamente para traernos un testimonio real que nos muestre esa realidad sostenida en el tiempo. Pero algo sí es cierto. Esto sucede. Está sucediendo. (A algunos) nos está sucediendo.

Mujeres y hombres, hombres y mujeres. Todos mal-llevamos el paso del tiempo. Unas y unos más que otras y otros. Quienes siempre han gozado del favor del público, aquellas personas a quienes nunca les ha faltado alguien que les mire al entrar en una oficina, en un aula o en un bar, lo sufren más. El tiempo hace su camino, sin mirar atrás y sin preocuparse de los demás. Los cuerpos, a merced de la ley de la naturaleza y su pacto con el tiempo, van “debilitándose”, van perdiendo atractivo, van dejando de interesar al nivel que llegaron a ser admirados y demandados por la mayoría. Y más pronto que tarde llega la puntilla: otros rostros, otras caderas, otros escotes, otros hombros, otras bocas y labios, otras personas al fin, ocupan de repente esa atención. Las miradas se dirigen a ellas, antes, en primera instancia, y después vuelven a “nosotros”, pero sin la alarma de la atracción tan encendida, más bien acostumbrada, habituada a “nuestra” presencia, nuestra belleza, en fuga. Lee el resto de esta entrada »

Entrada patrocinada por Petros Markaris, que se nos va haciendo famoso en “puntasconresaka” (como si no lo fuera ya) y se convertirá en habitual o algo mejor.

¿Siempre resulta positivo compartir un problema con alguien escuchándonos al otro lado? La sabiduría popular, las series televisivas y el común de los occidentales pensamos que sí, pero aquí llega nuestro comisario favorito para poner en tela de juicio esta creencia tan arraigada. Veamos el caso:

Desde anoche me atormenta un dilema: ¿debo contar a Adrianí y a katerina* que me han apartado del servicio? Por lo general, compartir un problema con alguien es como pedir un préstamo: de momento representa un alivio, pero después hay que pagar a plazos la ayuda recibida. Si confieso el trance en que me hallo, sin duda me sentiré mejor, pero Adrianí se pondrá en pie de guerra para evitar (…) y me someterá a una auténtica represión: Además existen otros argumentos adicionales a favor del silencio:” y nos habla de no querer preocupar a su hija ni crear un ambiente de tensión para recibir -en cena familiar- a la pareja de ésta. Lee el resto de esta entrada »

Sí, hoy nos ha dado por resumir el año y esta vez no es un “nos” figurado: en todas las cadenas televisivas, las radios, periódicos… Por todos lados hay resúmenes. Éste es el mío, mucho más interesante, por supuesto (al menos para mí).
El año 12 se va y con él algunas de las experiencias acumuladas, muchas de ellas, al contrario de lo que la generalidad se empeña en autoagenciarse, positivas.
Así, la familia ha crecido. Un sobrino ha venido a llenar huecos y redecorar nuestras vidas. Más visitas a los nuevos abuelos, más ver a sus padres y mucho Aitor, que así se llama “el chiquitín”.
Pero “la familia” no sólo ha crecido por “el lado de la sangre”, también se va acumulando nueva gente a ese bloque de relaciones sociales, más o menos cercanas, y se hemos recuperado a otras personas. Todos ellos y ellas entretienen mi tiempo y me arrancan alguna sonrisa. Evidentemente también se ha dado el caso contrario, pero eso ocurrirá siempre porque ni yo tengo para todos ni todos pueden tener para mí: ley natural.
Por otro lado, la vuelta al deporte ha sido positiva. Al menos en algunos aspectos. No, no he sido olímpico ni lo seré nunca: esa guerra hace años que se dio por perdida. Sin embarbo, he disfrutado mucho de la vuelta a la competición, de aficionados sí, pero competición.
Tocando otros asuntos , y por eso de “desarrollarse en todos los aspectos poliédricos de la personalidad” (imposible), hemos dado algún pasito en lo creativo. Alguna pequeña historia o relato. Estas últimas semanas más, pues gracias a la otra novedad que especifico más abajo, he tenido que ponerme las pilas con algún encargo. Lee el resto de esta entrada »

He sido feliz teniendo pareja. He sido feliz estando solo. Creo que lo importante es disfrutar de lo que tenemos y no estar pensando en lo que nos falta. Lee el resto de esta entrada »

Durante nuestra vida muchas veces damos gran importancia a detalles que no la tienen, que son pequeñeces. Sin embargo, en otras muchas ocasiones lo importatne pasa de largo sin que le concedamos el tiempo y oportunidad que merece. Saber interpretar si es transcendente o no cada decisión que debemos tomar, cada pequeña vivencia cotidiana es muy complicado, pero nos ayudaría mucho. Es, al fin y al cabo, la base de  nuestra felicidad. Lee el resto de esta entrada »

Aprovechando uno de los temas propuestos por mi profe de inglés sobre alguna persona que admiremos, se me ocurrió escribir algo que sirviera como redacción y como artículo para esta bitácora. Como, además, considero que aquellos a quienes admiramos dejan entrever mucho nuestros anhelos, personalidad o gustos, me pareció realmente… ¡perfecto! Y aproveché la ocasión.

Y hablando de aprovechar, tomo esta fecha (13 de mayo, mi segundo cumpleaños anual; ¡no pregunten!) para dar salida a estas líneas que considero más personales de lo habitual en esta aventura llamada “la casa de las puntas con resaka”.

Bueno, pues al lío…

Desde que tengo recuerdos, siempre he admirado a la gente que puede hacer algo que yo no puedo hacer y, además, me gusta hacer.

Supongo que la lista sería muy larga si pudiera recordarlos a todos, pero no es necesario. Hoy voy a explicar las caracteríeticas comunes de esa gnete y mostraros qué tipo de actividades han hecho y me gustan. Lee el resto de esta entrada »

Un nuevo proyecto asoma sus orejas.

Su nombre es complicado, pero la realidad no tanto, así que trataré de explicarlo claramente y con brevedad.

Por supuesto, se trata de otra historia que necesitará de vuestra participación.

“Lo prometido”…

La idea es, y será, crear una narración completa con vuestra aportación en forma de votación y comentarios. Se tratará por tanto de desarrollar la historia por capítulos en los que al final de los cuales siempre haya que tomar una decisión, ¿cuál? No, “cúal” no. cuáles. Se os darán varias opciones y los autores trabajaremos en ellas mientras los lectores y lectoras vais depositando vuestro voto (por FB, TU o en nuestra web). Nosotros publicaremos las continuaciones en la propia página del Castra Servilia teniendo en cuenta el resultado de las votaciones. Y así, semana a semana, iremos hilando una apasionante historia sobre deporte, emociones, sentimientos, laberintos sociales y demás. Lee el resto de esta entrada »

Me parece increíble.

Me he vuelto un producto de consumo. Mi bitácora se ha convertido en eso, por desgracia.

Sé que tengo lectores y lectoras mínimamente habituales. Sé que hay gente que se lee algunas de mis “parrafadas” de todo tipo o de algún tema específico (cómo somos, deporte u otros). Sé que me visitáis, ¡la virgen! Para eso están las estadísticas de “wordpress”. Y sé, muy bien sé, que hace tiempo que vuestra participación, vuestro nivel de implicación, ¡vuestras ganas de rebatirme o de opinar están bajo mínimos! Y eso es raro y no enriquece esto. Lee el resto de esta entrada »

Hay quien afirma que lo importante en la vida suele ser gratis. Y mucho de verdad hay en ello. Aunque todo tenga su coste, pero no tiene porqué ser en dinero en lo que se produzca “el intercambio“.

He vuelto a competir -como aficionado, por supuesto- y todo huele a positivo.

Pertenecer a un proyecto o equipo. Entrenar con el resto de compañeros. Compartir lo aprendido; intentar mejorar uno mismo y ayudar a los demás; intercambiar puntos de vista u opiniones; apoyar a quien lo necesite… Como habéis leído hasta aquí, aún no he mencionado “nada físico”, es decir, aún no he hablado del componente deportivo del deporte: curioso, o más que eso. Lee el resto de esta entrada »

Leyendo “Brujula para navegantes emocinales“, una obra que trata de echar luz sobre cómo evolucionan nuestras emociones y cómo debemos ir educándolas para llegar a la salud emocional y a la felicidad, me encontré con las siguientes palabras de Bertrand Russell, que hablan de la necesidad que tiene el ser humano de los demás, incluso para conformar su propia identidad individual. Por algo ya en el mundo clásico nos definían como “animal social” o “animal político”.

“La individualidad no es un fin en sí mismo; es algo que da fruto a través del contacto con el mundo y en ese proceso sale de su aislamiento. Si mantenemos nuestra individualidad en una urna de cristal, se marchita. Se enriquece en cambio cuando fluye libremente a través del contacto humano”. (“On Marriage and Morals”, Bertrand Russell). Lee el resto de esta entrada »

El amor es el ahnhelo de abrazar a una persona con fuerza y estar en el mismo lugar que ella. El deseo de abrazarla dejando fuera al mundo entero. La nostalgia del alma de encontrar un refugio seguro.
Orhan Pamuk (“La vida nueva”) Lee el resto de esta entrada »

“Si quieres que algo cambie primero debes cambiar tú”. Así dicho puede parecer algo interesante o no tanto, pero si te lo está comentando una monja en un autocar mientras hablas de una relación sentimental con ella, creo que todo cobra más sentido e importancia.

¿Cómo me pueden suceder estas pequeñas anécdotas? Aquéllos que no me conocéis personalmente no sabéis de mi vicio por hablar y de mi curiosidad hacia la gente que se cruza en mi camino. Sí, a grandes rasgos, de ahí viene todo.

Sin querer entrar más en mi propia personalidad ni mis intimidades y abriendo la frase a lo social, que todo lo inunda, deberíamos hacernos algunas preguntas. Por ejemplo: Lee el resto de esta entrada »

Otoño, melancolía, amor, atracción, recuerdos… Momentos y palabras que bien pueden relacionarse con el amor o bien pueden traernos amoríos a la memoria. Y como uno ya se va haciendo viejo y deja de creer en tantas cuestiones vitales, hoy me he propuesto romper una lanza a favor de ese sentimiento. No por ser el mejor, si por ser el más esperado. No porquenos dignifique, sí porque lo pretendemos. No por sus momentos de ensoñación, sino también por los de sufrimiento. Porque todo cabe en esa palabra y todo se recuerda si apetece. Así, sin más, vamos a ponerle música y letra (otros ya lo hicieron,  yo sólo me aprovecho y lo comparto)…

Ves a alguien por la calle, o tomando un café te das cuenta de que te resulta especial. Te vas a casa y te cuesta dormir o  piensas en todo aquello que te gustaría haberle dicho si hubieras sido valiente. Escribes una canción y, con talento y suerte, te puede salir algo parecido a este tema que nos canta Andrés Calamaro (el videoclip está tomado de una película).

Lee el resto de esta entrada »

De amor realmente no hay nadie que entienda, por más que todos digan que sí y sean capaces de exponer por lo menos tres o cuatro teorías al respecto. Pero a la hora de la verdad, enseguida se ve que las teorías no sirven para nada, porque resulta que el caso propio no sale, lo único que siempre sale son modelos representativos, muy esquemáticos, y los casos particulares no tienen nada de esquemáticos, si no que son únicos y complejos; y lo que por encima de todo los hace únicos es que son insoldables, opacos, no se pueden entender ni traducir”… Lee el resto de esta entrada »

Por avatares de la vida me he visto un tiempo en casa. El necesario para que te puedas permitir el lujo de perder un poco y para poder investigar en otros asuntos más provechosos.

Así, me vi con la posibilidad de leer una bitácora muy interesante: “El hábitat del unicornio”. Trata de psicología, personal y social. Cuenta distintas anécdotas, historias y hechos reales. Todo ello desde el punto de vista del análisis psicológico, pero con una carga nada pretenciosa, de un modo que resulta fácil y agradable de leer, y con unas conclusiones que caen por su propio peso. Lee el resto de esta entrada »

Como podemos leer en este escueto reportaje, tener novio o novia, ayuda a nuestra salud. Sobre todo a nuestra salud mental y, me temo, que nos hace evaluar nuestra vida de unmodo más “heredado” y tranquilo que nos libra del satanismo que supoenen las salidas nocturnas, el alcohol, la conducción temeraria… Vamos, que vivimos como nuestros padres casi sin darnos cuenta. Pero es más sano, excepto si contraes una enfermedad de verdad claro. Lee el resto de esta entrada »

LICENCIA General de esta bitácora

La Licencia mostrada a continuación es la que se aplicará por defecto y a toda la bitácora en general, a menos que en el artículo o categoría correspondiente aparezca otra licencia que sustituya a ésta. Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Por el respeto y el buen uso de NUESTRO IDIOMA

ESTAMOS ASOCIADOS CON…